Diario Vasco

San Sebastián, 20 jun (EFE).- Los bomberos han permanecido toda la noche sofocando el incendio desatado en la tarde de ayer en una empresa de tablas de surf de Oiartzun (Gipuzkoa) que ha quedado totalmente destruida.

Según han informado hoy a Efe los bomberos de la Diputación de Gipuzkoa, seis efectivos de este cuerpo tuvieron que ser atendidos por el fuerte calor y trasladados a distintos centros sanitarios, cuatro de ellos al Hospital Donostia de San Sebastián y dos al Hospital del Bidasoa de Irun.

Además de estos seis bomberos, uno de los cuales continúa aún hoy ingresado, también fue necesario prestar asistencia a un trabajador de la empresa afectada por inhalación de humo.

El incendio, de grandes dimensiones, se declaró sobre las 17.00 horas en la empresa Olatu (Pukas), dedicada a la fabricación de tablas de surf, y obligó a movilizar a distintos recursos de los parques de bomberos de San Sebastián, Bidasoa, Zarautz y Legazpia, así como efectivos sanitarios, de la Ertzaintza y de la Policía Local, además de un técnico de atención de emergencias.

La intensidad del fuego obligó a desalojar, por precaución, a los empleados de los pabellones cercanos a la nave afectada por las llamas, situada en la calle Olagarai, en el polígono Ugaldetxo.

Asimismo, fue necesario cortar la carretera GI-2132 y el tráfico fue desviado hacia la zona de Zamalbide.

Las altas temperaturas registradas ayer en Gipuzkoa, que alcanzaron incluso los 37 grados, dificultaron la extinción de las llamas que destruyeron el pabellón de esta reconocida empresa dedicada a la fabricación de tablas de surf.