Diario Vasco

San Sebastián, 30 nov (EFE).- El Banco de Alimentos de Gipuzkoa ha recolectado en su IV Gran Recogida de los pasados días 25 y 26 un total de 682.000 kilos de comida -469.000 en productos y 213.000 en bonos de dinero-, lo que supone cerca de un 9 % más que el año anterior y una media de 0,95 kilos por habitante.

Estas cifras han sido dadas a conocer hoy por el presidente del Banco de Alimentos de Gipuzkoa, José Manuel Pineda, y el vicepresidente y coordinador de recogidas, Carlos Martínez, quienes han ofrecido, en la sede que la ONG tiene en Oiartzun (Gipuzkoa), un balance de la recolecta especial para la Navidad desarrollada el viernes y sábado pasado.

Unos 1.700 voluntarios han tomado parte en la recogida, de los que en torno a 1.550 han desarrollado esta labor solidaria expresamente para esta campaña, haciendo turnos de 4 horas en los establecimientos participantes.

A ellos se suman las aproximadamente 170 personas que trabajan desinteresadamente de manera continuada durante todo el año.

En cuanto a los establecimientos participantes -tiendas, súper e hipermercados de distintas cadenas- han sido en total 125, repartidos por toda la geografía guipuzcoana, 75 de ellos con presencia de personal designado por el Banco de Alimentos y otro medio centenar de comercios que han recolectado la comida con sus propios medios.

Martínez ha expresado la satisfacción de la organización por "la participación ciudadana" y ha agradecido especialmente que los guipuzcoanos hayan atendido su petición de ayuda a través de la adquisición de bonos en los mismos comercios, por valor de 3 y 5 euros, que ha dado como resultado unos fondos por valor de 213.000 euros, tres veces más que el año pasado.

Ha agradecido la solidaridad de los habitantes de Gipuzkoa y "la confianza" que depositan en ellos, así como las numerosas empresas y entidades que han apoyado la campaña con todo tipo elementos necesarios para la logística de una recolecta de tal envergadura.

Una quincena de vehículos, en su mayoría furgonetas y camiones de pequeño tamaño, han intervenido en la operación solidaria, que ha precisado de dos almacenes de "refuerzo", además de los dos que el Banco tiene en sus sedes de Oiartzun y Bergara.

Tras una ardua tarea de clasificación, la organización benéfica repartirá a lo largo de 2017 las casi 470 toneladas de alimentos que acumula, así como los que consiga al canjear los bonos en los comercios colaboradores, a 20.145 personas, a través de las 202 asociaciones y entidades que prestan ayuda alimentaria a distintos colectivos, en colaboración con los servicios sociales de la mayoría de ayuntamientos de Gipuzkoa.

"Ésta es la única cifra que ha bajado este año", se ha congratulado Martínez, quien ha recordado que, si bien durante los años 2008 a 2014 el número de beneficiarios creció "a un ritmo del 15 % anual", desde ese año ha empezado a descender, de los 24.500 receptores de 2014, a los 22.900 en 2015 y los 20.145 de este año.

Los productos donados han atendido en "buena medida" las peticiones de la ONG por lo que los más recogidos han sido conservas aceite, azúcar, cacao en polvo, galletas y productos infantiles como leche de continuación o pañales.