Diario Vasco

San Sebastián, 30 nov (EFE).- Dos mujeres serán juzgadas próximamente en San Sebastián, acusadas de un delito de maltrato animal, por no alimentar a seis caballos, uno de los cuales murió, mientras que el resto fueron descubiertos "famélicos" por agentes de la Ertzaintza.

La Fiscalía de Gipuzkoa reclama nueve meses de prisión para cada una de las acusadas, así como que sean inhabilitadas durante tres años para el ejercicio de cualquier profesión, oficio o comercio que tenga que ver con los animales.

Según el escrito de acusación provisional del Ministerio Público, al que hoy ha tenido acceso EFE, los hechos sucedieron en un caserío de una localidad de la comarca de Tolosa (Gipuzkoa), donde las dos imputadas tenían seis caballos, tres de los cuales no contaban con el correspondiente chip identificativo.

Dos los tres animales que sí estaban regulados figuraban a nombre de una de las encausadas, mientras que el restante estaba registrado como propiedad de la segunda.

El texto de la Fiscalía indica que, presuntamente, ambas procesadas "dejaron de acudir al caserío a dar de comer a los caballos de su propiedad, al menos desde el mes de noviembre de 2014 hasta el 5 de febrero de 2015", fecha en la que la Ertzaintza acudió a la finca y "constató que uno de los caballos ya había fallecido".

Los otros cinco animales "se encontraban famélicos, sin nada que comer, en mitad de un barrizal, siendo la hierba de la que podían alimentarse muy escasa y de poco valor nutritivo", concluye el documento del Ministerio Público.