Diario Vasco

San Sebastián, 30 nov (EFE).- El alcalde de San Sebastián, Eneko Goia, ha solicitado al Ministerio de Defensa una reunión para hablar sobre los terrenos del cuartel de Loiola con el fin de "encauzar cuanto antes una interlocución" que permita resolver definitivamente el futuro de ese emplazamiento.

Goia ha "tomado la palabra" a la ministra Dolores de Cospedal, que hoy en el Congreso ha anunciado hoy su intención de abrir un diálogo con el Ayuntamiento donostiarra sobre esta cuestión, aunque ha advertido de que este acuartelamiento es "indispensable" y "necesario" para la defensa nacional.

El regidor ha asegurado en un comunicado que "la permanencia de las dependencias del Ejército condicionan e hipotecan el desarrollo urbano de una zona clave de la ciudad".

Por ello, quiere tratar este asunto con el departamento de Cospedal para buscar una solución "definitiva, de una manera satisfactoria para los intereses de Donostia".

La ministra de Defensa ha dicho que desde el Ministerio se va a hablar con el alcalde para "tratar de llegar a acuerdos", pero se ha comprometido también a que en esta ciudad las Fuerzas Armadas "sigan teniendo su hogar y residencia durante mucho tiempo".