Diario Vasco

San Sebastián, 29 nov (EFE).- El presidente del Grupo de Estudio del Sida (GeSida), Antonio Rivero, ha advertido hoy de que la "calidad asistencial" en la atención a pacientes con sida y otras enfermedades infecciosas "está en peligro" en España por "falta de relevo generacional" entre los especialistas en esta materia.

Rivero ha comparecido junto con el vicepresidente de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas (SEIMC), José Miguel Cisneros, en la rueda de prensa de presentación del VIII Congreso Nacional de Gesida que reúne hasta el viernes a más de 700 médicos e investigadores en el centro Kursaal de San Sebastián.

El representante de la sociedad científica ha señalado que esta situación "pone en riesgo la calidad de la atención de los pacientes" en España, considerado uno de los países "con mayor prestigio internacional" en este campo.

En este sentido, ha alertado de los problemas que pueden plantearse en un futuro una vez que los profesionales, "que han adquirido una formación autodidacta", y que en la actualidad atienden este ámbito sanitario "se acercan a la edad de jubilación".

Ha incidido en que el "nivel de producción científica" de GeSida alcanza "el cuarto lugar en el mundo", lo que le confiere un "prestigio internacional que está en peligro" porque en España "de una manera inexplicable, y sin razones objetivas, no existe la especialidad de enfermedades infecciosas" que garantice el relevo.

La "propia realidad asistencial" es la que ha llevado a las diferentes comunidades autónomas a "desarrollar estructuras" que lleven a cabo esta función en centros hospitalarios para dar respuesta a las necesidades existentes, ha incidido.

La consideración del estudio de las enfermedades infecciosas como especialidad es una de las reclamaciones históricas de este colectivo que además rechaza el real decreto de troncalidad aprobado por el PP en 2014, que reduce de cuatro a dos años la formación en microbiología.

Cisneros ha incidido en la necesidad de contar con una especialidad en enfermedades infecciosas para "converger con Europa en la libre circulación de profesionales" así como en el mantenimiento de la asistencia.