Diario Vasco

San Sebastián, 29 nov (EFE).- EH Bildu ha presentado una enmienda a la totalidad al proyecto de presupuestos de la Diputación de Gipuzkoa para 2017, con lo que, sumada a la de Podemos, son dos las peticiones de devolución de las cuentas del gobierno foral PNV-PSE, cuya mayoría absoluta asegura sin embargo su aprobación.

El tercer grupo de la oposición en Gipuzkoa, el PP, que cuenta con un sólo representante en las Juntas Generales, no registrará por su parte enmienda a la totalidad, como hizo el año pasado, cuando se decantó por la abstención en la votación final del proyecto.

La coalición abertzale, primer partido de la oposición en las Juntas Generales de Gipuzkoa, con 17 escaños, ha anunciado hoy en rueda de prensa en San Sebastián que ha decidido enmendar a la totalidad el documento presupuestario tras recibir ayer una respuesta "negativa" del ejecutivo foral a sus propuestas y "cerrar" éste "la puerta a alcanzar un acuerdo".

"El Gobierno foral no está dispuesto a dar marcha atrás en los recortes sociales aplicados, ni a incrementar las inversiones para crear empleo digno", ha dicho el portavoz de EH Bildu en el parlamento territorial, Xabier Olano, quien ha denunciado que "uno de los principales obstáculos" ha sido su propuesta de "reparto de la riqueza" mediante una reforma fiscal "justa y equitativa".

Acompañado por la portavoz de la coalición Oihane Zabaleta y dos junteras del grupo, Olano ha recordado que, según lo convenido en la reunión que mantuvieron con el gobierno el pasado día 17, el viernes pasado les remitieron por escrito los cambios que planteaban.

Pero ayer, antes de concluir hoy el plazo para presentar enmiendas, han recibido la negativa del gobierno, por lo que, además de la enmienda a la totalidad, EH Bildu ha cursado 111 parciales, por un valor que suma los 86 millones de euros.

Zabaleta ha recalcado que el objetivo de su formación es dotar a Gipuzkoa de "un presupuesto social y participativo" fundamentado en tres principios: No aplicar recortes sociales, apostar por el desarrollo local en la creación de empleo y promover una reforma fiscal justa y progresiva.

De ahí que en sus enmiendas parciales, la coalición abertzale pide reformar el Impuesto de Sociedades para aumentar la recaudación en unos 21,4 millones de euros, así como destinar 13 millones de euros más al departamento de Política Social, de los que 1,8 se destinarían a combatir las listas de espera con cien plazas más en residencias para mayores y 5 millones a "recuperar para la inserción social lo recortado de la AGI".

EH Bildu sugiere también en sus enmiendas inyectar 6,8 millones al departamento de Promoción Económica, con el fin de crear programas específicos para pymes, a la innovación, el emprendizaje y el desarrollo local, además de la puesta en marcha de planes estratégicos comarcales.

Todas sus propuestas son "factibles y realistas" y buscan cubrir "las verdaderas necesidades" de los guipuzcoanos, ha proclamado Olano, quien ha reconocido que la enmienda a la totalidad de su partido decaerá en el pleno del 13 de diciembre pero ve "probable" que algunas de las parciales puedan ser negociadas y aceptadas, siempre que PNV y PSE tengan "voluntad" y no apliquen "el rodillo" de su mayoría absoluta.

El grupo Podemos, por su parte, ha confirmado hoy a EFE que esta misma mañana ha registrado en la cámara territorial su enmienda a la totalidad al presupuesto foral para 2017, tal y como anunció su portavoz Juantxo Iturria, tras reunirse el pasado 11 de noviembre con el diputado general y constatar "diferencias de calado" con sus planteamientos.

Además de pedir la devolución de las cuentas, el partido morado, que cuenta con 6 junteros, ha cursado hoy un paquete de 115 enmiendas parciales con las que pretende reforzar los fondos destinados a políticas sociales y de igualdad y "dar un vuelco a la política fiscal".

El PP por otro lado ha informado hoy, en un comunicado, de que renuncia a enmendar a la totalidad las cuentas porque cree que "los guipuzcoanos quieren acuerdos", aunque ha registrado 60 parciales porque entiende que no responden "los retos" del territorio, entre ellos, "la preocupante realidad demográfica" y "la recuperación del dinamismo empresarial".