Diario Vasco

San Sebastián, 19 oct (EFE).- La Audiencia de Gipuzkoa ha condenado a cuatro años de cárcel a un hombre por abusar sexualmente de su sobrino mientras el pequeño, que cuando ocurrieron los hechos estaba a punto de cumplir ocho años, se encontraba a su cuidado en el domicilio de la madre del menor y hermana del acusado.

Según la sentencia del caso, a la que hoy ha tenido acceso EFE, el incidente tuvo lugar en una localidad el interior de Gipuzkoa, "en la tarde-noche" del 20 de diciembre de 2014, cuando la madre del pequeño lo dejó al cuidado de su hermano, a quien pidió que "le diera de cenar y lo acostara", ya que ella "tenía que ir a trabajar en el bar en el que lo hacía habitualmente los fines de semana".

La resolución recuerda que el hombre ya había "cuidado y atendido" al niño "desde temprana edad", pues había residido "a temporadas" en el domicilio de su hermana junto a la mujer, sus tres hijos y su exmarido, éste último padre de la víctima.

El documento judicial aclara que, el día de los hechos, el procesado aprovechó "la ausencia de más personas en el domicilio materno" para abusar de su sobrino, al que sometió a distintos tocamientos, al tiempo que pidió al pequeño que, a su vez, le acariciase a él.

Un episodio que, según el texto, se prolongó hasta que una hermana del menor llegó al domicilio, sobre las 23.00 horas, y descubrió la situación que estaba teniendo lugar en uno de los dormitorios de la vivienda.

La sentencia constata que el inculpado se encuentra diagnosticado de esquizofrenia paranoide "con sintomatología negativa predominante", si bien aclara que cuando ocurrieron los hechos "sus facultades cognitivas y volitivas se encontraban conservadas".

La resolución judicial considera ahora al procesado responsable de un delito de abusos sexuales por el que le impone una pena de cuatro años de prisión y le obliga a mantenerse alejado de su sobrino y comunicarse con él durante siete años.