Diario Vasco

San Sebastián, 18 oct (EFE).- El ERE temporal planteado por la empresa Fagor CNA para la planta de Edesa Industrial en Garagarza (Arrasate) afectará durante dos semanas a la línea de cocción y durante cuatro a la de lavado.

El comité de empresa ha informado, en un comunicado, de que hoy ha mantenido la segunda reunión de consultas del ERE con la dirección de la compañía, ante la que ha vuelto a reiterar su oposición a este plan, que afecta a las líneas blancas de Edesa Industrial, en las que trabajan unas 200 personas.

La dirección ha confirmado a los trabajadores que el ERE se aplicará sólo en el mes de noviembre y de que se prolongará durante dos semanas en el negocio de cocción y las cuatro del mes en la de lavado.

El comité, una vez escuchadas las explicaciones de la dirección, ha reiterado que este plan "no es la solución a los problemas estructurales de la empresa".

"Reiteramos la necesidad de un plan de viabilidad que garantice la estabilidad de este proyecto, que entendemos que puede ser sostenible", ha añadido.

Fagor CNA, la empresa catalana que fue elegida adjudicataria en el concurso de la antigua Fagor Electrodomésticos, remitió la semana pasada un comunicado en el que anunciaba que Edesa Industrial está trabajando en su nueva gama de productos de línea blanca para 2017, algo que, según dijo, "requiere la adecuación de las capacidades productivas de la compañía a los requerimientos del mercado, y al stock presupuestado".

Por este motivo, la empresa anunció que "las líneas de producción de línea blanca ubicadas en Garagarza deberán suspender temporalmente su actividad", mientras que "las plantas de Eskoriatza, Basauri y Geyser mantendrán la producción prevista".