Diario Vasco

San Sebastián, 18 oct (EFE).- El Ayuntamiento de San Sebastián invertirá casi 1,7 millones de euros en renovar algo más de medio kilómetro de la barandilla de La Concha que, pese a ser reparada periódicamente, se encuentra deteriorada tras un siglo como emblema de la ciudad.

El alcalde donostiarra, Eneko Goia, ha informado en rueda de prensa de que el Gobierno municipal ha aprobado hoy el proyecto de reparación y sustitución de la balaustrada entre la plaza Cervantes y la Perla, por un importe que ronda el 1.686.000 euros.

Goia ha explicado que, a pesar de que en los últimos años se ha pintado varias veces y se han reparado distintos elementos, su "fuerte exposición" al ambiente marítimo hace necesaria una intervención más profunda.

Los trabajos, que comenzarán previsiblemente a principios de año y durarán seis meses, consistirán en la sustitución de 130 piezas de la simbólica barandilla, el cambio de un centenar de pilastras de piedra que la sujetan, en el paseo, las rampas y las escalinatas de acceso a la playa, y la limpieza, restauración y reinstalación de las farolas que soporta.

El gobierno local ha aprobado el proyecto de reparación, una vez que ya cuenta con la autorización correspondiente del Servicio Provincial de Costas de Gipuzkoa.

Éste, de 550 metros de longitud, es el tercer tramo de la barandilla donostiarra que se sustituye desde que hace un siglo se instaló el primer trozo, tras la restauración en 2004 de 270 metros, entre el club náutico y la primera rampa, y la renovación de todo el frente de la plaza Cervantes en 2011, cuando se remodeló ésta y su aparcamiento subterráneo.

Con el segmento que estará renovado para el verano próximo, sólo quedará por cambiar el que discurre entre La Perla y el Pico del Loro.