Diario Vasco

Madrid, 14 jun (EFE).- International Airlines Group, IAG, formado por British Airways (BA), Iberia, Vueling y Aer Lingus, estará atento a la evolución del precio del combustible y confía en que se llegue a un acuerdo de liberalización integral del transporte aéreo entre la Unión Europea (UE) y el Reino Unido, tras el 'bréxit'.

El presidente de IAG, Antonio Vázquez, ha señalado hoy, en la junta general de accionistas del grupo hispano-británico, que la industria aérea afronta "desafíos importantes", entre los cuales destaca la subida del precio del petróleo y el posible impacto del 'bréxit' (la salida del RU de la UE)

IAG cuenta con una política de coberturas que aplica para afrontar las variaciones en el precio del fuel y tiene cubiertas más del 70 % de sus necesidades de queroseno para el resto de 2018, año en el que la Asociación Internacional de Transporte Aéreo, IATA, augura una subida media del 27,5 % respecto al ejercicio pasado.

Ha recordado que IAG cumple con la normativa aplicable sobre propiedad y control, tanto en el Reino Unido como en la UE y tiene la convicción de que seguirá haciéndolo después del 'bréxit'.

Vázquez ha explicado que IAG dialoga permanentemente con las autoridades y gobiernos de los estados miembro en los que sus aerolíneas operan y con los organismos competentes de la UE, "con el fin de garantizar la protección de los intereses del grupo".

Según el presidente IAG "es una compañía española" y sus aerolíneas tienen certificados de operación establecidos desde el inicio de sus operaciones y apoyados por sólidos negocios en España, Irlanda, Francia y el Reino Unido.

Asimismo, tiene estructuras y protecciones contempladas en sus estatutos cuya finalidad es preservar los derechos de vuelo de sus aerolíneas, ha recalcado.

Otro desafío que afrontan las aerolíneas de IAG son las huelgas de los controladores de tráfico aéreo franceses que afectan sobre todo a Vueling, debido a la ubicación de su centro de operaciones en Barcelona, ha indicado el consejero delegado del grupo, Willie Walsh.

Si la huelga afecta al espacio aéreo en torno a Marsella, más del 50 % de las operaciones de Vueling se ven impactadas, por lo que la repercusión sobre la aerolínea y sus clientes es inmensa, ha lamentado.

En Barcelona opera también Level, compañía de bajo coste para vuelos de largo recorrido, lanzada por IAG en 2017, de la que Walsh ha destacado que "no hace sino reforzarse cada vez más", registrando factores de ocupación superiores al 90 %.

Este año, IAG incorporará un tercer avión a la flota de Level con base en Barcelona y, el próximo mes, la 'low cost' iniciará vuelos desde París Orly a cuatro destinos de Norteamérica y el Caribe.

La junta ha aprobado hoy todas las propuestas del consejo de administración, entre ellas el reparto de un dividendo complementario bruto de 14,5 céntimos (0,145 euros) por título con cargo a 2017.

Vázquez ha hecho hincapié en que el grupo reintegró, así y junto al programa de recompra de acciones, aproximadamente 1.000 millones de euros a sus inversores y lleva reembolsados unos 2.000 millones desde 2015.

Asimismo, la junta ha dado luz verde al nombramiento de Deborah Kerr como consejera no ejecutiva independiente, para cubrir la vacante que deja James Lawrence, y la reelección del resto de los consejeros, entre ello, a Emilio Saracho, el último expresidente del Banco Popular, que está investigado en el caso de la quiebra de la entidad.

Además, los accionistas han autorizado al consejo de administración a emitir valores convertibles en y/o canjeables por acciones de la sociedad, hasta un límite máximo de 1.500 millones de euros, y una reducción de capital mediante la amortización de un máximo de 185 millones de títulos propios (el 9 % del capital social).