Diario Vasco

Madrid, 14 jun (EFECOM).- La Sala de lo Penal del Tribunal Supremo ha decidido prorrogar un mes su decisión final sobre los recursos de casación interpuestos por los condenados por el uso de tarjetas "black" de Caja Madrid, entre ellos su expresidente Rodrigo Rato, dada la "complejidad" de las cuestiones planteadas.

El auto conocido hoy aclara que si bien el pasado 22 de mayo tuvo lugar la deliberación y votación, los magistrados se han visto obligados a ampliar el plazo dada la "complejidad" de los aspectos recurridos y la "imposibilidad de dictar sentencia" en los diez días siguientes que establece la Ley de Enjuiciamiento Criminal (LECrim).

El texto, del que ha sido ponente el juez Miguel Colmenero, retrasa así el veredicto final del alto tribunal sobre el caso de las tarjetas "black" de la entidad, por el que su expresidente Rodrigo Rato fue condenado a cuatro años y medio de prisión por apropiación indebida.

Un delito por el que la sección cuarta de la sala de lo Penal de la Audiencia Nacional también consideró culpables a otros 64 antiguos miembros de la cúpula de Caja Madrid, incluido su expresidente Miguel Blesa.

La sentencia, dictada en febrero del pasado año, aseguraba que todos ellos conocían la previsión legal y estatutaria de la tarjeta corporativa, a pesar de lo cual "le dieron el uso particular que tuvieron por conveniente contra el caudal de la caja", una "merma" cifrada en más de 12 millones de euros por la que apuntaba directamente a Blesa.

Pero el fallecimiento de quien estuviera al frente de la entidad entre 1996 y 2010 dio un giro a las actuaciones el pasado mes de julio, y si bien quedó extinguida su responsabilidad penal se mantuvo la civil.