Diario Vasco

Fráncfort (Alemania), 14 jun (EFECOM).- El selectivo de la Bolsa de Fráncfort ascendió hoy con fuerza después de que el Banco Central Europeo (BCE) sorprendiera al asegurar que no comenzará a subir el precio del dinero, al menos, hasta verano de 2019.

El índice DAX 30 cerró hoy con un alza de un 1,68 %, hasta 13.107,10 puntos, en una jornada con un volumen de contratación de 5.891 millones de euros, bastante más elevado de lo habitual.

El índice tecnológico TecDAX terminó hoy con un avance del 1,39 %, hasta 2.943,68 puntos.

El BCE anunció hoy que a partir de octubre reduce las compras de deuda y que dejará de comprar bonos a finales de diciembre, pero que no subirá los tipos, al menos, hasta verano del 2019, de modo que ha frenado toda especulación de unas tasas de interés más elevadas.

Pese a anunciar el final del programa de compra de deuda, el presidente del BCE, Mario Draghi, hizo hincapié en la rueda de prensa en que ha aumentado la incertidumbre en la zona del euro, debido "a que es más notoria la amenaza de un aumento del proteccionismo" y el riesgo de una persistente volatilidad en los mercados financieros.

El presidente del Instituto de Investigación Económica alemán (Ifo), Clemens Fuest, comentó: que el BCE pueda subir los tipos de interés en verano de 2019, dependerá de si se mantiene el crecimiento económico y esto no está claro de momento.

Mientras la Reserva Federal (Fed) sube sus tipos de interés, el BCE ha querido asegurar al mercado que va a mantener los suyos muy bajos durante, al menos, un año más, debido al aumento de la incertidumbre lo que ha depreciado al euro frente al dólar hasta niveles mínimos desde finales de mayo, cuando estalló la crisis política en Italia.

La compañía de suministro energético E.on ganó un 3,3 %, hasta 9,27 euros, y RWE subió un 3,2 %, hasta 20,06 euros, debido a que son compañías muy endeudadas y con elevadas inversiones y se benefician de unos tipos de interés bajos.

El fabricante automovilístico Daimler avanzó un 2,4 %, hasta 63,19 euros.

Commerzbank, segundo banco de Alemania, bajó un 1,9 %, hasta 9,29 euros, porque los tipos de interés van a seguir muy bajos en la zona del euro.