Diario Vasco

Atenas, 14 jun (EFE).- El Banco Central Europeo (BCE) ha reducido en 1.300 millones de euros, a petición del Banco de Grecia, el techo de créditos que pueden solicitar los bancos helenos a través del mecanismo de provisión de liquidez (ELA).

El máximo crédito del que pueden disponer las entidades del país se queda en 10.900 millones de euros hasta el 11 de julio.

Según informó hoy el Banco de Grecia, la disminución del techo máximo de crédito refleja la mejora de liquidez de las entidades griegas, fruto de un mayor flujo de depósitos del sector privado y del acceso de los bancos a los mercados financieros.

Desde finales de octubre de 2017 los cuatro principales bancos griegos han salido a los mercados financieros después de una ausencia de tres años mediante la venta de bonos cubiertos, en su mayoría a entidades institucionales.

El objetivo de la banca griega es reducir a cero su dependencia del ELA para finales del año.

La banca griega ha recibido el crédito de emergencia del BCE después de que a mediados de febrero de 2015 éste dejase de aceptar la deuda helena como garantía en sus operaciones de refinanciación.

Desde que el BCE volvió a aceptar, a finales de junio de 2016, la deuda helena como colateral, el techo de ELA bajó drásticamente pues los bancos pudieron volver a recurrir a este instrumento para adquirir liquidez.

El ELA fue hasta ese momento el único canal por el que los bancos podían acceder a financiación a corto plazo a través del Banco de Grecia, aunque a un interés mayor del que pide el BCE en sus operaciones ordinarias de refinanciación.

El bono griego a diez años estaba hoy a las 12.40 GMT en el mercado secundario al 4,65 %, por encima del cierre de ayer en que el rendimiento se situó en el 4,58 %.

La prima de riesgo se situaba hoy en 414 puntos básicos, cuatro puntos por encima de ayer.