Diario Vasco

Harare, 14 jun (EFE).- El presidente de Zimbabue, Emmerson Mnangagwa, y el líder del opositor Movimiento por el Cambio Democrático (MDC), Nelson Chamisa, se registraron hoy oficialmente como candidatos para las elecciones presidenciales del 30 de julio, las primeras desde la caída del exmandatario Robert Mugabe.

A pesar de que ambos han lanzado ya su campaña electoral, los dos líderes políticos, junto a otros catorce candidatos, se inscribieron hoy como candidatos para los comicios, que también serán parlamentarios y municipales.

"Nelson Chamisa ha sido el primer candidato en ser confirmado como aspirante para los comicios", explicó un portavoz del MDC en la sede del registro, la Corte Superior de Justicia de Harare.

En el caso de Mnangagwa ha sido el ministro de Justicia, Ziyambi Ziyambi, quien ha presentado su candidatura, según la radio estatal.

Entre el resto de candidatos sobresalen dos mujeres prominentes: la exvicepresidenta Joice Mujuru y una líder destacada del partido opositor, Thokozani Khupe.

Khupe ha decidido así separarse del MDC después de perder la disputa por el liderazgo del partido, tras la muerte del veterano líder opositor Morgan Tsvangirai.

Chamisa no ha conseguido que Mujuru y Khupe y sus partidos permanezcan a su lado, lo que dificulta las probabilidades de que el MDC consiga ganar a la gobernante Unión Nacional Africana de Zimbabue - Frente Patriótico (ZANU-PF), de Mnangagwa.

"Sin el apoyo de Mujuru y Khupe, Chamisa no está en su plena capacidad. Sólo una oposición unida puede hacer frente a la ZANU-PF que cuenta con el apoyo militar", consideró el adjunto a la dirección del periódico Zimbabwe Independent, Brezh Malaba.

El proceso de registro que tuvo lugar hoy no ha sido sólo para los candidatos presidenciales, sino para todos los que optan también el próximo 30 de julio a un escaño en el Parlamento y asambleas locales.

Estas elecciones son las primeras, desde la independencia de Zimbabue del Reino Unido en 1980, en los que no se postula como candidato Mugabe, de 94 años, quien vive recluido en su mansión de Harare desde el golpe militar que le desalojó del poder en noviembre pasado.

Según medios locales, Mugabe ha brindado su apoyo a un nuevo partido político, el Frente Patriótico Nacional, que incluye a algunos de sus antiguos aliados en la ZANU-PF.

Unos 5,5 millones electores registrados, de una población total de trece millones, están llamados a las urnas el 30 de julio en Zimbabue.

El Gobierno de Mnangagwa ha prometido unas elecciones libres e imparciales, frente a las acusaciones de violencia, corrupción e intimidación que empañaron los comicios celebrados con Mugabe en el poder.

Los comicios de Zimbabue serán supervisados, entre otros, por observadores europeos, algo inédito desde 2002, cuando el Ejecutivo de Mugabe expulsó al jefe de la misión electoral de la Unión Europea (UE).