Diario Vasco

Ammán, 14 de junio (EFE) - El nuevo gobierno de Jordania, encabezado por el primer ministro Omar al Razaz, retiró, tal y como prometió, el polémico proyecto de ley de reforma del impuesto sobre la renta que desató una serie de protestas durante una semana y que derrocaron al anterior gabinete.

La decisión fue tomada durante la sesión inaugural del Ejecutivo, que se llevó a cabo después de que los ministros juraran hoy el cargo ante el rey jordano, Abdalá II, según la agencia oficial de noticias Petra.

"El interés general del país dicta la retirada del proyecto de ley por varias razones, sobre todo porque la decisión no se tomó tras un extenso diálogo", dijo el nuevo titular durante la sesión, según la fuente.

"Además, el proyecto de ley debería estudiarse dentro de la carga impositiva total y la necesidad de gestionar la evasión fiscal dentro de un marco que respete los derechos individuales de los ciudadanos, sin opresión", agregó.

Esta es la primera medida de Al Razaz, que cuenta con un doctorado de la Universidad de Harvard y experiencia como director del Banco Mundial en el Líbano entre 2002 y 2006, en el Gobierno.

Asimismo, renovó la adhesión de Jordania al programa del Fondo Monetario Internacional (FMI), de tal manera que "tenga en cuenta las dimensiones sociales y económicas de los ciudadanos".

La reforma que intentó impulsar el anterior gobierno de Hani al Mulqui, que tuvo que dimitir presionado por el descontento popular, buscaba aumentar el número de contribuyentes en un 6 %, rebajando el umbral de ingresos exigido para pagar el impuesto sobre la renta, además de imponer nuevas tasas a las empresas de diferentes sectores.

Hoy, el monarca dio luz verde al nuevo gobierno del economista, que hasta ahora ocupaba la cartera de Educación, y que cuenta con 29 ministros, de los cuales 15 proceden del Gobierno de Al Mulqui y seis mujeres, la mayor presencia de féminas en un gabinete en Jordania.