Diario Vasco

Bruselas, 14 jun (EFECOM).- El Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) dio hoy el visto bueno definitivo al desembolso de 1.000 millones de euros comprometido para que Grecia cumpla con pagos atrasados tras comprobar que el país ha cumplido con lo prometido para recibir luz verde a la tercera revisión de su rescate.

La contribución de 1.000 millones de euros es el último tramo que quedaba por entregar a Atenas del desembolso de 6.700 millones acordado en marzo por los socios de la eurozona tras cerrar la revisión.

Su entrega efectiva estaba condicionada a que los acreedores -Comisión Europea, Banco Central Europeo, MEDE y Fondo Monetario Internacional- constatasen que el país ha avanzado en la reducción de los pagos atrasados al sector privado y con las subastas en línea.

El director gerente del MEDE, Klaus Regling, señaló que Grecia "ha hecho los progresos suficientes" y aseguró que "si mantiene el impulso reformista e implementa las reformas pendientes" será posible cerrar la última revisión y finalizar el programa de rescate el 20 de agosto como está previsto.

Los acreedores internacionales de Grecia esperan cerrar la cuarta y última revisión pendiente el próximo 21 de junio, con la que se aprobará el último desembolso del rescate que estará entre 11.000 y 12.000 millones de euros.

El Parlamento griego ha aprobado hoy el último paquete de reformas exigidas a Atenas en esta revisión, lo que allana el camino para que los socios de la eurozona den luz verde.

Ese mismo día está previsto que el Eurogrupo -los ministros de Economía y Finanzas del euro- apruebe también un paquete de medidas para hacer sostenible la deuda helena (que ronda el 180 % de su PIB) y el programa de vigilancia posterior al rescate que se aplicará al país.

Con ello se daría por terminado el rescate griego, que finaliza legalmente en agosto.

Con el desembolso aprobado hoy, Grecia ha recibido en total 46.900 millones de euros de un tercer rescate que puso a su disposición hasta 86.000 millones de euros.