Diario Vasco

Atenas, 14 jun (EFE).- El líder de la oposición griega, el conservador Kyriakos Mitsotakis, ha anunciado que hoy presentará una moción de censura contra el Gobierno de Alexis Tsipras por el acuerdo alcanzado con Skopje sobre el nombre de la Antigua República Yugoslava de Macedonia (ARYM).

Durante su intervención en el debate sobre las últimas medidas de reforma previas a la salida del rescate, Mitsotakis señaló que presentará la moción nada más concluir la votación.

La moción, que no tiene visos de prosperar, cuestiona que el Gobierno tenga derecho a firmar un acuerdo de semejante magnitud sin consultar previamente al Parlamento.

El debate comenzará esta misma tarde y puede durar un máximo de tres días.

El argumento de Mitsotakis es que Tsipras no tiene "legitimidad" para suscribir un acuerdo internacional sin contar siquiera con el respaldo de su socio de Gobierno, los nacionalistas Griegos Independientes (ANEL) del ministro de Defensa, Panos Kammenos.

El líder de ANEL se había pronunciado desde un principio contra todo compromiso que incluyera el término de Macedonia -el acuerdo estipula que la ARYM pasará a llamarse Macedonia del Norte- y aseguró que ninguno de sus ocho diputados lo respaldará.

No obstante, no cuestionó su permanencia en el Gobierno, por lo que se espera que la moción de censura únicamente sirva para echar arena en el complicado engranaje del proceso de ratificación.

En una entrevista con la televisión pública griega, Tsipras explicó que la idea de votar en Grecia al final del proceso de ratificación en el país vecino fue una importante conquista durante las negociaciones y que por ello no tenía sentido sacrificar este éxito solo para satisfacer a Mitsotakis.

El Gobierno griego había optado por este procedimiento debido a la serie de incógnitas que todavía se plantean en la ARYM, donde la ratificación es mucho más complicada aún que en Grecia, pues incluye un referendo popular y una reforma de la Constitución que deberá ser respaldada por dos tercios del Parlamento.

El compromiso alcanzado entre Tsipras y el primer ministro macedonio, Zoran Zaev, pretende poner punto final a un conflicto que se prolonga ya más de un cuarto de siglo y que arrancó después de la proclamación de independencia de la ARYM de Yugoslavia.