Diario Vasco

Madrid, 14 jun (EFE).- La Fiscalía Provincial de Madrid solicita cuatro años y seis meses de prisión para Pere V.F., antiguo administrador y gerente de la sociedad Cavas Hill, parte del entramado de Nueva Rumasa, acusado de haber estafado a tres familiares a los que vendió pagarés de la empresa.

En el juicio, que comenzará el próximo lunes en la Audiencia Provincial, el representante del Ministerio Fiscal defenderá la pena de prisión por un delito continuado de estafa y reclamará una indemnización de más de 712.000 euros para las tres personas estafadas.

Según el escrito de la Fiscalía, el acusado era "consciente" de la situación de insolvencia que atravesaba Nueva Rumasa y, "con ánimo de enriquecimiento injusto", ofreció durante 2009 y 2010 a sus cuñados y sobrinos la venta de pagarés de Cavas Hill, garantizándoles que la empresa estaba en "óptimas" condiciones financieras.

Con la venta de pagarés sus familiares prestaban dinero a la sociedad para que Nueva Rumasa adquiriera a su vez a otro grupo empresarial.

El escrito de la Fiscalía recoge que en enero de 2010 cuatro familiares ordenaron sendas transferencias bancarias en favor de Cavas Hill por un importe total de 1.190.000 euros.

Un año más tarde, dos familiares le entregaron dos cheques por importe de 100.000 y 150.000 euros, respectivamente, y otro ordenó otra transferencia a la misma empresa por valor de 43.468 euros.

En octubre de 2011 un juzgado de Barcelona dictó auto de concurso voluntario de Cavas Hill y se comprobó que en la contabilidad de la empresa no constaban todos los pagarés entregados.

Faltaba un pagaré por importe de 149.718 euros y otro de 144.902,71 euros y existía además una diferencia de 417.579 euros entre el dinero entregado por uno de los sobrinos a Cavas Hill y la cantidad reflejada en sus pagarés.

Además de la pena de cárcel, el Fiscal pide que Pere V.F. indemnice con esas cantidades a los tres familiares por sus créditos no reconocidos en el procedimiento concursal.