Diario Vasco

Yuba, 14 jun (EFE).- El gobernador del estado sursudanés de Lol (noroeste), Rizik Zakaria, denunció hoy en unas declaraciones a Efe que el Gobierno sudanés intenta "ocupar" las zonas de Kafia Kenji, Hufra Nehas y Radom, situadas en la frontera entre los dos países, y concedió además la nacionalidad a los habitantes de las mismas.

Zakaria criticó la ley aprobada recientemente por el Parlamento de Sudán que otorga la nacionalidad sudanesa a los residentes de las zonas fronterizas disputadas entre ambos Estados, que hasta 2011 constituían el mismo país.

"El gobierno del estado de Lol rechaza de forma firme el paso dado por Sudán para ocupar esas zonas pertenecientes al estado de Lol en Sudán del Sur, otorgando la nacionalidad sudanesa a los residentes" de esas áreas, aseveró el gobernador.

Además, destacó que el Gobierno sursudanés va presentar este caso ante la Unión Africana (UA).

El Parlamento en Jartum aprobó una ley que incluye las tres zonas disputadas, en las que habitan las tribus de Sara, Kara y Kiresh, y que pasan a ser consideradas como territorio sudanés.

Además, la norma otorga la nacionalidad sudanesa a esas tribus, que hasta ahora no estaban integradas en el país, que busca retener el control sobre los territorios fronterizos ricos en recursos naturales.

Sudán del Sur se independizó de Sudán en 2011 a través de un referendo, después de una larga lucha armada, y desde entonces las relaciones son tensas entre ambos.

El joven país es escenario de un conflicto que estalló en diciembre de 2013, después de que el presidente Salva Kiir (de etnia dinka) acusara al entonces vicepresidente, Riek Machar (de la etnia nuer), de orquestar un golpe de Estado contra él.