Diario Vasco

Madrid, 14 jun (EFECOM).- El hasta ahora presidente de El Corte Inglés Dimas Gimeno pidió ayer a los patronos de la Fundación Ramón Areces, que posee un 37 % del capital del grupo, la celebración de una reunión "inmediata" del Patronato para analizar la independencia de la entidad y su relevo en la presidencia de la empresa.

En una carta enviada a los patronos de la Fundación, a la que ha tenido hoy acceso Efe, Gimeno les advierte de que la reunión del consejo de administración celebrada hoy -en la que se ha decidido su destitución- es, en su opinión, ilegal.

En la carta, Gimeno señala que la Fundación "no puede quedar al margen de la adopción de una de las decisiones más delicadas y sensibles de cualquier compañía", como es la designación de su presidente.

El ya expresidente recuerda que la Fundación posee más del 37 % del capital y que es "depositaria moral de los designios del fundador y su sucesor".

Gimeno dice que no entiende que no se haya convocado reunión alguna del Patronato para debatir su cese como presidente, sobre todo porque su nombramiento "vino precedido de un pronunciamiento favorable" de la institución.

"De permitir que el proceso continúe sin pronunciamiento alguno del Patronato, nos podríamos encontrar con que, a través de un procedimiento probablemente ilícito y contrario a los Estatutos de El Corte Inglés, la mencionada decisión previa del Patronato pueda ser vaciada de contenido y por tanto deslegitimada", argumenta Gimeno.

En su opinión, el Patronato "no puede convertirse en una prolongación del consejo de administración" del grupo, sino que debe ser "autónoma e independiente".

En otra carta enviada también ayer, en este caso a los consejeros, Dimas Gimeno reitera la ilegalidad del consejo celebrado hoy y advierte de que supone suplantar funciones que corresponden al presidente.