Diario Vasco

Annecy , 14 jun 2018 .- Con figuras internacionales como Rodrigo Blaas, director de la serie "Trollhunters" de Guillermo del Toro, y películas tan personales como "Buñuel en el laberinto de las tortugas", el Festival de Animación de Annecy ha dejado al descubierto dos líneas de fuerza de la animación española.

"Hoy en día la animación es global", sentenció en un encuentro con el público el granadino Blaas, ganador de un Emmy en 2017 por la serie "Trollhunters", para justificar la práctica cada vez más habitual de externalizar los servicios de animación a otras partes del planeta.

"Ahora se puede ir a cualquier parte del mundo y encontrar un gran talento", añadió Blaas, quien conoce bien el sector por haber sido animador en Pixar ("Ratatouille", "Wall-E", "Up") y haber dirigido un cortometraje en España, "Alma" (2009).

En este tablero de juego, en que se persigue un equilibrio entre profesionalidad y coste, España se está posicionando como un socio fiable para la industria estadounidense, como se pudo comprobar en esta cita anual en las cercanías de los Alpes franceses.

Paramount presentó cómo avanza el proceso de animación de uno de sus próximos largometrajes, "Wonder Park", cuya producción se está realizando en el madrileño Ilion Animation Studio.

Los encargados de mostrar las primeras imágenes ante una audiencia que las recibió con entusiasmo fueron los responsables españoles Javier Abad, Javier Romero y Juan García González, quienes estuvieron implicados en la ópera prima de Ilion, "Planet 51", auténtica carta de presentación para este estudio español.

La productora Nathalie Martínez, quien ya demostró que una colaboración era posible entre España y Estados Unidos con "Animal Crackers", regresó al mercado audiovisual MIFA con su nuevo proyecto internacional, "MiBots", para el que augura "mucha más participación española" y prevé una producción en estudios de Valencia y Tenerife.

Pero Annecy ha revelado también la otra cara de la moneda: la de los largometrajes independientes, de presupuestos contenidos, realizados con la técnica de 2D para un público principalmente adulto y capitaneados por equipos españoles que firman acuerdos de coproducción con socios europeos.

Los proyectos que se enmarcan en esta dinámica, siguiendo la estela de "Chico y Rita" (2010) o "Arrugas" (2011), son "Another Day of Life", dirigido por Raúl de la Fuente y el polaco Damian Nenow, y "Buñuel en el laberinto de las tortugas", de Salvador Simó.

"Hay una demanda para este tipo de proyecto, aunque es un poco menor", indicó a Efe Manuel Cristóbal, productor del filme sobre Buñuel, ambientado en la región extremeña de Las Hurdes y del que el público de Annecy pudo descubrir algunos extractos.

El largometraje pendiente de estreno ha sido fruto de una coproducción con Holanda. "Colaborar con Europa es algo muy habitual y al ser sobre Luis Buñuel, funcionó muy rápido y muy bien", precisó Cristóbal.

A juzgar por la selección de Annecy, esta rama de la animación española está apostando por personajes emblemáticos del siglo XX, revisitando así el género de la película biográfica, puesto que al filme sobre el realizador de Calanda se suma el basado en el periodista Ryszard Kapuscinski ("Another Day of Life"), y el del escritor Gabriel García Márquez ("Gabo, memorias de una vida mágica", en desarrollo).

Tras su selección por el Festival de Cannes, "Another Day of Life", esta coproducción de España, Polonia, Alemania y Bélgica fue proyectada en Annecy en el marco de una sesión especial multitudinaria que terminó con intensos aplausos.

Su director explicó a Efe que su deseo era "crear un nuevo lenguaje, un nuevo formato, una película distinta, genuina", inspirada en la originalidad de Kapuscinski, y que consistiera en "fusionar animación y documental", un género poco explorado en España y que en este caso le ha llevado a la guerra de Angola.