Diario Vasco

Madrid, 14 jun (EFE).- Un nuevo material creado por científicos chinos ha permitido la fabricación de circuitos flexibles que les permite adoptar la mayoría de las formas bidimensionales y no son tóxicos, señala un estudio que publica hoy la revista iScience.

El nuevo circuito flexible está hecho de una material híbrido conductor, en parte un polímero elástico, en parte metal líquido, que puede ser doblado y estirado a voluntad, según un comunicado de Centro Nacional para la Nanociencia y la Tecnología de China.

Uno de los autores del estudio Xingyu Jiang dijo que son los primeros circuitos electrónicos a la vez altamente conductores y elásticos, además de totalmente biocompatibles

Además, consideró que tendrán "amplias aplicaciones tanto para la dispositivos electrónicos ponibles como implantables", según un comunicado de la universidad.

El material creado por los investigadores se llama conductor metal polímero (MPC) porque es una combinación de dos componentes con propiedades muy diferentes y a la vez deseables, dice el comunicado.

En este caso, los metales no son los típicos conductores como el cobre, la plata o el oro, sino galio e indio, que existen como líquidos espesos que aún permiten que la electricidad fluya.

El equipo descubrió que incorporar bolitas de este mezcla líquida de metal dentro de una red de soporte hecha de polímero de silicona producía materiales mecánicamente resistentes con la suficiente conductividad como para soportar circuitos funcionales.

La estructura del MPC, vista de cerca, puede compararse a islas redondas de metal líquido flotando en un mar de polímero, con un manto de metal líquido debajo para asegurar la conductividad, indica el la nota.

La aplicación del MPC depende de los polímeros, indicó el primer autor del estudio, Lixue Tang, quien explicó que funden polímeros superelásticos para hacer circuitos extensibles y usan polímeros biocompatibles y biodegradables cuando quiere hacer dispositivos implantables.