Diario Vasco

Madrid, 14 jun (EFECOM).- La compañía auditora BDO ha anunciado hoy que recurrirá la fianza que le ha impuesto el juez, por 45,7 millones de euros, en el marco del llamado "Caso Pescanova" por avalar las cuentas de la compañía pese a que éstas habían sido falseadas.

En un comunicado, la empresa ha señalado que "no comparte" la decisión de la Audiencia Nacional de incluir a la firma en la lista de acusados -formada por 19 personas físicas y 12 sociedades-, y ha considerado que durante la instrucción quedó demostrado "que, en ningún momento, tuvo conocimiento del fraude perpetrado en Pescanova" y que no hubo "connivencia".

"BDO acreditará en la fase de juicio oral que no se ha encontrado ningún indicio racional de delito en el comportamiento y las actuaciones realizadas por la firma en sus labores de auditoría", han defendido sus responsables.

Aunque el recurso anunciado por la auditora sólo hace referencia a esa fianza de 45,7 millones, la empresa también es responsable subsidiaria por la actuación de su socio Santiago Sañe Figueras, responsable de evaluar las cuentas de Pescanova durante varios años y a quien se le ha impuesto una fianza de 161 millones.