Diario Vasco

Jerusalén, 14 jun (EFE).- La Asociación de Prensa Extranjera en Israel y Palestina condenó hoy la actuación de las fuerzas de seguridad de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) contra los periodistas que cubrieron una protesta anoche en la ciudad cisjordana de Ramala.

"Al menos un periodista reportó haber sido golpeado, pateado y agredido con la porra por los miembros de las fuerzas de seguridad. Varios periodistas fueron detenidos sin razón y forzados a borrar fotografías de teléfonos y cámaras", denunció la Asociación en un comunicado, en el que reclama una investigación y una disculpa.

"Este comportamiento es completamente inaceptable. Cubrir una manifestación pacífica es uno de los trabajos más básicos que los medios y periodistas deberían poder hacer sin miedo al ataque o la censura", criticó la Asociación y urgió a la ANP a investigar lo ocurrido "y disculparse".

La manifestación se convocó para pedir el levantamiento de las sanciones impuestas en Gaza por la ANP, como ya se había hecho el pasado domingo con otra protesta en la que participaron cerca de dos mil personas.

Pero antes de su celebración, el gobierno palestino emitió una orden para prohibir "marchas o reuniones públicas" hasta que no terminen las festividades que siguen al fin del mes sagrado del Ramadán, el próximo lunes.

Los organizadores mantuvieron la convocatoria, que fue reprimida con violencia por la policía, el uso de gases lacrimógenos y bombas de sonido.

Miembros de Al Fatah, el partido del presidente palestino, Mahmud Abás, requisaron móviles y cámaras a muchos de los presentes que estaban grabando y documentando los arrestos y los ataques, entre ellos a Efe que, tras su identificación con la tarjeta de prensa de la ANP, fue obligado a borrar el material audiovisual.