Diario Vasco

Tokio, 14 jun (EFE).- La plataforma de alquileres turísticos Airbnb prometió hoy impulsar su servicio de viviendas vacacionales compartidas en Japón, después de que una nueva ley nipona obligara a la compañía a eliminar el 80 % de sus anuncios en el país asiático.

La empresa originaria de San Francisco (Estados Unidos) se comprometió a acatar la nueva normativa, que entrará en vigor el 15 de junio, y que obliga a los propietarios a estar registrados ante las autoridades niponas para poder anunciar sus apartamentos en la web.

"Aceptamos las nuevas reglas y tomaremos las medidas necesarias para educar y ayudar a nuestros anfitriones para registrarse y cumplir con la legislación", detalló el cofundador de Airbnb Nathan Blecharczyk, durante una rueda de prensa en Tokio.

La compañía se vio obligada a cancelar las reservas de viviendas no registradas con fecha prevista de entrada posterior a este viernes, un contratiempo por el que indemnizarán con 20 millones de dólares (casi 17 millones de euros) a los afectados.

La web japonesa de este servicio tuvo que retirar más de 48.000 anuncios que no contaban con los permisos pertinentes que exige la nueva Ley de Hoteles y Posadas de Japón, cerca de un 80 % de su oferta total en el país asiático.

Airbnb anunció también este jueves su asociación con 36 compañías niponas de varios sectores, incluidas aerolíneas, empresas de seguridad y financieras, con el fin de fortalecer su servicio en el país asiático.

Seminarios para los anfitriones de Airbnb y el envío de correos informativos serán algunas de las medidas que tomará la empresa estadounidense con el fin de cumplir con la nueva legislación, según detalló Blecharczyk.

La nueva normativa japonesa también obliga a los propietarios a alquilar su vivienda durante al menos una semana seguida -la web suele utilizarse para alquileres cortos-, así como a limitar estos servicios a un máximo de 180 días al año y mantener un registro de los huéspedes.