Diario Vasco

Segovia, 13 jun (EFE).- Unas 55.000 velas envolverán las calles y plazas de Pedraza (Segovia) y 14.000 personas pasarán por la villa con motivo de los XVII conciertos de las Velas, que protagonizarán la Orquesta de Cámara de Salzburgo (Austria) y la Orquesta Joven de la Sinfónica de Galicia los días 7 y 14 de julio.

El presidente de la Fundación Villa de Pedraza, Javier Acebo, ha presentado hoy los detalles de esta edición que mantendrá el aforo limitado que se impuso el año pasado y que se calcula en 5.000 personas cada una de las jornadas, además de las que asistan a los conciertos o tengan reservas en hoteles y restaurantes, con el objetivo de garantizar la seguridad.

La venta anticipada de entradas va un poco por debajo de las expectativas, ya que se esperaba llegar a las 2.000 en estas fechas y, de momento, se han vendido cien menos, aunque Acebo se ha mostrado confiado en que cada una de las actuaciones consiga congregar a 2.000 personas.

Sobre los conciertos, que según ha dicho se han convertido en "uno de los eventos musicales más importantes del mundo" por su calidad y belleza, ha destacado el potencial de la Orquesta de Cámara de Salzburgo y de la actuación de violinista Anna Tifu como solista con un violín Carlo Bergonzi Cremona de 1739 y un Giambattista Guadagini de 1783.

Obras de Bach, Vitali, Mozart, Vivaldi y Sarasate llenarán de música la explanada del Castillo en la noche del 7 de julio.

El sábado siguiente, 14 de julio, será el turno de la Orquesta Joven de la Sinfónica de Galicia, uno de los proyectos "más originales" de panorama musical español, según ha señalado.

Bajo la dirección de Rubén Gimeno, los músicos interpretarán obras de Berlioz, Suppé, Puccini, Rossini, Ravel y Chaikovski y, además, en la Obertura Solemne 1812 de este último compositor intervendrán los cañones de la Academia de Artillería y las campanas de la iglesia de San Juan.

Por último, Acebo ha explicado que los entre 30.000 y 50.000 euros que se obtienen de beneficio cada año con esta iniciativa cultural, que cuenta con un presupuesto de 200.000 euros, se destinarán a la rehabilitación de la sede de la Fundación, la antigua Iglesia de Santo Domingo.