Diario Vasco

San Salvador, 13 jun (EFE).- Seguridad, programas sociales, y empleo enfocado al crecimiento económico son los vértices del "triángulo virtuoso" necesario para reflotar El Salvador, dijo en una entrevista con Efe el candidato a la Presidencia del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), Hugo Martínez.

El excanciller, quien ganó las primarias del partido frente a Gerson Martínez, considera que esas "son las mayores preocupaciones de la población" y su intención es "convertirlas en las tres grandes oportunidades del país".

El candidato, quien confía en ganar la Presidencia, tiene "claro" que un programa enfocado solo al crecimiento económico con "la famosa teoría del rebalse" no funciona; "cuando otros gobernaron (derecha), tuvieron 20 años intentándolo y nunca funcionó, muestra del fracaso del modelo y de modelos unilaterales".

Martínez aseguró que también tiene "claro" que no "se puede pensar unilateralmente en el ámbito social, por eso es necesario combinar la creación de empleo y crecimiento económico con el desarrollo social".

"Solo tendré recursos para inversión social si hay empleo y crecimiento, y sabiendo, además, que hay algo que la gente necesita para trabajar en mayor libertad, que es la seguridad, así que las tres premisas van unidas", explicó.

La combinación "virtuosa" de estas preocupaciones del pueblo y su "transformación" en oportunidades es "fundamental" para el buen funcionamiento del país, que Martínez piensa poner en práctica si gana la Presidencia en febrero de 2019.

"Para combinar las tres, propongo los polos de desarrollo departamental, que buscan generar empleo en el tejido económico social local", manifestó el candidato.

El desarrollo "solo se logra capacitando a técnicos jóvenes, por ejemplo, en agroindustria, procesamiento de alimentos, conservación y empaque, elementos que darán valor añadido a productos agrícolas, para que los agricultores puedan venderlos por mayor precio".

"Ahí hay un enfoque social, de empleo y desarrollo económico. Con trabajo para esos jóvenes que hasta hace poco solo pensaban en el dinero fácil y el chantaje dentro del crimen organizado, beneficiamos la economía y la seguridad", adujo.

Para Martínez, "hay que ser duro contra el crimen, pero también contra las causas estructurales de la exclusión y una de ellas es el desempleo".

Explicó que el ejemplo de la agroindustria "se llevará a escala nacional, pensando en las particularidades de cada departamento, porque algunos están más enfocados a la agricultura, otros al turismo rural, o al emprendedurismo, o a la artesanía".

"No estamos hablando de arreglar la macroeconomía primero, sino de darle la vuelta y arreglar el tejido económico social desde abajo, dando un valor agregado a la producción y a la oferta local", precisó.

Martínez insistió en que los enfoques del "triángulo virtuoso" van a ser su prioridad, pero "sin olvidar otros asuntos" como la fiscalidad, el apoyo a la tercera edad, las pensiones y "un tema tan importante como el medioambiente".

También será "prioritaria" la igualdad, "con un gabinete que otorgará preferencia a mujeres y jóvenes, con caras nuevas, combinadas con gente con experiencia".

En el ámbito de salud, abogó por la prevención para tener una población "más saludable, con lo que los hospitales y los centros sanitarios estarán menos saturados" y sería "el principio para resolver el problema de esperas de hasta un año para una cita médica".

Respecto a la educación, consideró que "hay que dar más flexibilidad al sistema educativo según la demanda de profesiones y llenar la brecha entre la necesidad real de profesionales y la oferta educativa".

El aspirante a mandatario es "consciente" de que "esto no se hace de la noche a la mañana, ni lo puede resolver el FMLN solo, ni el Gobierno del FMLN solo, sino mediante el diálogo con fuerzas políticas, económicas y sociales".

"Desde el primer momento, tiendo mi mano para dialogar con todos esos sectores y alcanzar acuerdos beneficiosos, única fórmula de poder hacer las cosas bien", expresó Martínez.

Además, recordó a la opositora Alianza Republicana Nacionalista (Arena), con mayoría parlamentaria, que "ganar unas elecciones no es un cheque en blanco, porque hay unos mecanismos de movilización que se deben tener en cuenta".

"El Congreso tiene una formación producto de la expresión de las preocupaciones y frustraciones de los votantes, pero no debe confundirse con un cheque en blanco", añadió el exfuncionario, quien abogó por "escuchar todas las voces".

"Creo en la organización social, y el FMLN debe recuperar sus orígenes rescatando los vínculos con sectores sociales de los cuales surgió y que se debilitaron, y permitir que se debilitasen fue uno de los grandes errores", dijo.

Martínez concluyó que "cuanto más cerca de la gente, más cerca de la victoria; cuanto más lejos de la gente, más lejos de la victoria".