Diario Vasco

Barcelona, 13 jun (EFE).- El equipo español 'Spanish Impulse' desafiará a los mejores equipos del mundo en la tercera prueba del Circuito Mundial de las Extreme Sailing Series, que compiten con los catamaranes GC32 con 'foils' (alerones), los llamados 'voladores' y que desde mañana y hasta el domingo se disputará en aguas de Barcelona.

El Circuito Mundial consta de siete pruebas en otras tantas sedes en tres continentes y la cita barcelonesa tendrá como sede en Marina Vela, la nueva marina deportiva situada en la zona de Nova Bocana, que se ha inaugurado en el presente mes y que será uno de los puertos deportivos más importantes del Mediterráneo.

El circuito llega a Barcelona tras el Mundial, que ha tenido lugar en Riva del Garda (Italia) del 23 al 27 de mayo, y el primer Acto en Muscat (Omán), que se celebró a mediados de marzo.

El equipo danés 'SAP', al mando del estadounidense Morgan Larsson, ganador del circuito mundial 2017 y vigente subcampeón mundial, llega a Barcelona como líder del circuito, con dos puntos de ventaja sobre el 'Alinghi' suizo de Ernesto Bertarelli, al mando de Arnaud Psarofaghis, y el 'Omán Air', al mando del neozelandés Phil Robertson, ganador en Barcelona el año pasado y que comparten la segunda posición.

Junto a ellos estarán el 'INEOS Rebels' británico de Will Alloway, el 'Red Bull Sailing Team' austríaco del campeón olímpico Roman Hagara y el 'Team México' de Erik Brockmann.

El 'Spanish Impulse', compuesto por regatistas olímpicos, ya participaron en Barcelona el año pasado. Al mando del cántabro Diego Botín, utilizará la prueba como preparación para la cita olímpica de Tokio 2020.

Sus miembros suman tres Campeonatos Mundiales y siete títulos de Campeonatos Nacionales, además de participaciones en pruebas olímpicas.

La tripulación de los GC32, catamaranes de 9,80 metros de eslora, se componen de cinco miembros y pueden llevar un invitado a bordo en la competición, que se realiza con una serie de mangas cortas en barlovento-sotavento (entre boyas).

El espectáculo en el agua se completará con la flota de 'Flying Phantom', pequeños catamaranes con 'foils' (voladores) de apenas 5,5 metros de eslora y con dos tripulantes que disputan su campeonato como parte de las Extreme Sailing Series en algunas de sus etapas.