Diario Vasco

Moscú, 13 jun (EFE).- El ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, se mostró hoy confiado en que el acuerdo alcanzado ayer sobre el nuevo nombre de Macedonia responda a los intereses de Skopje y de Atenas y sea apoyado por los pueblos griego y macedonio.

"Siempre hemos dicho que apoyaremos la decisión que responda a los intereses de Grecia y de Macedonia y que tenga un amplio apoyo popular. Espero que así sea con el acuerdo logrado ayer", dijo Lavrov en conferencia de prensa en Moscú con su colega griego, Nikos Kotzias.

Los gobiernos de Atenas y Skopje llegaron ayer a un acuerdo sobre el nombre definitivo de la Antigua República Yugoslava de Macedonia (ARYM), que se llamará República de Macedonia del Norte.

El acuerdo lo alcanzaron el primer ministro macedonio, Zoran Zaev, y su homólogo griego, Alexis Tsipras, en una llamada telefónica y permitirá enterrar una disputa que dura mas de un cuarto de siglo si se logra ratificar.

Por su parte, Kotzias destacó que su país aplica una política activa y democrática, lo que ayudó al Gobierno griego a resolver el problema.

Atenas había reclamado el cambio de nombre de la república vecina alegando que puede ser confundida con la región griega de Macedonia y bloqueó el ingreso de Skopje en la Unión Europea y en la OTAN.