Diario Vasco

Tiflis, 13 jun (EFE).- El primer ministro georgiano, Gueorgui Kvirikashvili, anunció hoy su dimisión por "diferencias" con el partido gobernante Sueño Georgiano acerca de la política económica del país y en medio de protestas antigubernamentales que sacuden Georgia desde hace dos semanas.

"Han surgido ciertas diferencias entre mí y el partido gobernante, principalmente en lo que respecta a la política económica", dijo Kvirikashvili en una rueda de prensa.

El político agregó que tenía además diferencias sobre unas "cuestiones fundamentales" con el presidente de la formación oficialista, Bidzina Ivanishvili, y quería darle la oportunidad de "crear un equipo" nuevo.

"Me esforcé por ser un primer ministro para cada ciudadano y tenía la confianza de que mis decisiones benefician a Georgia", dijo el político, de 50 años, que se puso al frente del Gobierno georgiano en 2015.

El partido gobernante tiene que presentar al presidente del país la candidatura del nuevo jefe del Gobierno en un plazo de siete días.

Posteriormente, el candidato del Sueño Georgiano se someterá a la aprobación del Parlamento del país, donde la agrupación gobernante cuenta con 116 de los 150 escaños.

Georgia vive desde finales de mayo masivas protestas provocadas por una controvertida sentencia judicial sobre la muerte de dos adolescentes.

Los descontentos con el fallo, que absolvió parcialmente a uno de los dos acusados, exigen encontrar a otros posibles participantes en el crimen que no fueron sentados en el banquillo.

Las protestas forzaron la dimisión del fiscal general de Georgia, Irakli Shotadze, y obligaron a las autoridades a reabrir la investigación del polémico caso.