Diario Vasco

Barcelona, 13 jun (EFE).- El entrenador del Barcelona Lassa, Andreu Plaza, ha comentado este miércoles que su equipo está "física y mentalmente bien" de cara al tercer partido de la final de la liga de Primera División contra el Movistar Inter a pesar del 2-0 en contra porque "en Torrejón pudo ganar cualquiera".

El técnico azulgrana ha reconocido que es "complicado" ganarle tres partidos consecutivos al equipo madrileño para ser campeones, pero se mostró "convencido" de que su equipo puede ganar este jueves al Movistar por primera vez esta temporada y alargar la final al cuarto partido.

"Nuestra apuesta es este jueves, porque no hay más partidos (si no ganan). Ganar es una cuestión de juego, no un milagro. Será un partido al límite en todos los sentidos y debemos acertar en los momentos determinantes del partido y esperar sus errores", ha comentado el técnico barcelonista.

Andreu Plaza confía en que el Palau Blaugrana "nos ayude a seguir vivos" y ha asegurado que "nunca sería injusto" que el Movistar Inter ganara la final por 3-0. "Se juega al límite y la línea entre ganar o perder los partidos es muy delgada", ha señalado.

El entrenador del Movistar Inter, Jesús Velasco, por su parte, ha advertido que pensar en que la eliminatoria está 2-0 llevaría "a la relajación" a sus jugadores, lo que sería "letal" ante un rival como el Barcelona Lassa.

"La idea es pensar en que es un partido y en caso de ganar la Liga será nuestra. Eso es una motivación para competir al máximo nivel", ha destacado el técnico.

Velasco ha comentado que su equipo debe imponer su juego ante los azulgranas ya que "si sales al campo a dejar hacer al contrario, te devoran".

El técnico madrileño ha hablado también del ambiente que se encontrará este jueves en el Palau Blaugrana, convertido en una olla a presión. "Estamos habituados a pabellones llenos y a este tipo de partidos, porque toda la temporada son así. Los equipos quieren ganarnos cuando visitamos su pista", ha aseverado.