Diario Vasco

(Actualiza con declaraciones de la N-VA)

Bruselas, 13 jun (EFE).- El partido nacionalista flamenco N-VA ha solicitado al organismo que controla los servicios de inteligencia de Bélgica que investigue si agentes belgas están relacionados con el dispositivo de geolocalización supuestamente colocado en el vehículo que utilizaba el expresidente de la Generalitat catalana Carles Puigdemont.

Fuentes del Comité Permanente de Control de los Servicios de Inteligencia y de Seguridad, conocido como Comité R, indicaron hoy a Efe que su labor consistirá en averiguar "solo lo que los servicios belgas sabían o no sabían" sobre ese dispositivo y nunca la eventual implicación del espionaje español.

"Cuando el Parlamento pide una investigación no tenemos otra posibilidad que aceptar", explicó a Efe un portavoz del Comité R, quien confirmó que la investigación parte de una solicitud del diputado del partido nacionalista flamenco Peter Buysrogge, como adelantaron los medios locales.

Ese diputado de la N-VA dijo a Efe que "no se sabe si hubo algún contacto entre España y Bélgica", más allá de los "rumores" que ha escuchado.

"Si estuvieron (agentes españoles en Bélgica), deberían de haber tenido contacto con los servicios belgas", indicó Buysrogge.

Los resultados de la investigación del Comité R se trasladarán al Parlamento federal belga, donde la primera fuerza política es la N-VA, partido que ha apoyado públicamente a Puigdemont desde que éste huyera a Bélgica a finales del pasado octubre.

Las pesquisas del Comité R, en cualquier caso, son independientes de la investigación judicial sobre ese dispositivo de GPS aparentemente hallado en el vehículo que utilizaba Puigdemont en Bélgica, y de la que se ocupa la Fiscalía de Brabante Valón, donde se ubica el municipio de Waterloo en el que el político independentista catalán fijó su última residencia conocida en el país.

Esa otra investigación se inició en abril pasado cuando los "colaboradores de Puigdemont" denunciaron la presunta colocación de un dispositivo de geolocalización en el vehículo con matrícula belga empleado en Bélgica por el político secesionista catalán, según informó entonces la Fiscalía.

El portavoz del Comité R agregó que el objetivo de sus pesquisas no es informar a la Fiscalía, "a priori no", porque ésta tiene "sus propios medios para investigar" y precisó que el objeto de su trabajo tiene carácter "parlamentario".

En ese sentido, Buysrogge señaló que "si la investigación judicial prueba que hubo servicios españoles" implicados y que éstos no tuvieron relación con el espionaje belga, las "autoridades españolas tendrán que explicar algo a las autoridades belgas".

Puigdemont fue detenido el pasado 25 de marzo en el norte de Alemania, poco después de cruzar en automóvil la frontera con Dinamarca, cuando trataba de regresar a Bélgica tras una visita a Finlandia, durante la que el juez del Tribunal Supremo español Pablo Llarena reactivó una euroorden de detención en su contra.

El expresidente de la Generalitat está a la espera de conocer la decisión de la Justicia alemana sobre su entrega a España.