Diario Vasco

Pekín, 13 jun (EFECOM).- El tratado de libre comercio (TLC) entre Panamá y China beneficiará especialmente a los sectores de infraestructuras, agricultura, logística, turismo, energía y comercio electrónico, auguró hoy en Pekín el ministro panameño de Comercio e Industria, Augusto Arosemena.

Un año después de que el país centroamericano decidiera establecer relaciones diplomáticas con Pekín en detrimento de Taiwán, Arosemena ha viajado a la capital asiática donde se ha reunido con su homólogo chino, Zhong Shan, para lanzar oficialmente el TLC.

"La idea es garantizar el acceso a productos panameños que puedan ser exportados a China y a la vez poder atraer inversión de China a Panamá, utilizando nuestra posición geográfica y plataforma logística para poder llevar productos chinos no sólo a Panamá, que es un mercado pequeño de 4 millones de personas, sino a todo Latinoamérica", destacó en una entrevista con Efe.

La primera ronda de negociaciones arrancará el 9 de julio en Ciudad de Panamá y, tras esa, las conversaciones se irán alternando entre las dos capitales cada cinco semanas, "para poder tener rondas periódicas y avanzar más rápido", explicó Arosamena.

El panameño no puede garantizar cuánto se extenderán esos diálogos pero apuntó que otros tratados con el exterior se han fraguado en un periodo de dos años, y destacó que en esta ocasión "hay una voluntad política de negociarlo de forma rápida".

Los sectores que más se beneficiarán de la cooperación entre ambos países serán el de infraestructuras -donde sobre todo aprecian oportunidades para compañías chinas con experiencia en proyectos de gran magnitud-, el energético, logístico, manufacturero, de alta tecnología y turístico.