Diario Vasco

Washington, 13 jun (EFE).- El fabricante de componentes del automóvil Magna anunció hoy que se ha asociado con la empresa emergente May Mobility para producir vehículos autónomos de baja velocidad, que empezarán a funcionar en Detroit (EEUU) a finales de junio.

Magna señaló en un comunicado que el acuerdo con May Mobility, basada en la localidad estadounidense de Ann Arbor, es una novedad en el sector, ya que el fabricante de componentes reacondicionará micro vehículos eléctricos de transporte de pasajeros para convertirlos en vehículos autónomos.

Las dos compañías convertirán vehículos existentes en vehículos de transporte de pasajeros diseñados por May Mobility, que serán montados por Magna para crear una flota que empezará a funcionar de forma comercial el 26 de junio en Detroit.

Magna señaló que las modificaciones a los vehículos existentes incluirán la incorporación de puertas personalizadas y de techos panorámicos, la integración de sensores y la instalación de un sistema de conducción por cable para que los vehículos estén listos para ser autónomos.

Por su parte, May Mobility equipará a los vehículos con su tecnología de conducción autónoma.

Los planes de Magna y May Mobility son producir miles de unidades de acuerdo a las necesidades del mercado.

May Mobility, en cuyo capital están presentes compañías como Toyota, Ford y BMW así como instituciones como DARPA Urban Challenge y MIT, tiene previsto ofrecer servicios bajo demanda de transporte en 2019.