Diario Vasco

Atenas, 13 jun (EFE).- El líder de la oposición griega, el conservador Kyriakis Mitsotakis, pidió hoy una votación en el Parlamento sobre el nuevo nombre de la Antigua República Yugoslava de Macedonia (ARYM) antes de que los ministros de Exteriores de ambos países estampen su firma en el acuerdo alcanzado este martes.

En una reunión con el presidente de la República, Prokopis Pavlópulos, Mitsotakis calificó de "altamente problemático" el acuerdo que establece que el nombre definitivo de la ARYM será República de Macedonia del Norte, pues no cuenta con el respaldo de la ciudadanía y ni siquiera del socio de la coalición gubernamental, los nacionalistas Griegos Independientes (ANEL).

El líder de ANEL, Panos Kammenos, reafirmó ayer su rechazo a cualquier acuerdo que incluya el nombre de Macedonia, aseguró que los ocho diputados de su grupo votarán en contra, y amenazó con expulsar del partido a quien no se atenga a la disciplina de voto.

Pese a todo, afirmó que mantiene su lealtad al Gobierno bipartito.

"El señor Tsipras no tiene legitimidad política para firmar este acuerdo una vez que su socio gubernamental se ha opuesto claramente a él", dio Mitsotakis a Pavlópulos, a quien solicitó intervenir para que haya un "voto de confianza" del Parlamento antes de la firma.

El líder de Nueva Democracia habló de una situación "sin precedentes" en la historia constitucional griega.

"Un primer ministro que no tiene un mandato parlamentario claro tiene la intención de situar al país ante hechos consumados que luego no pueden modificarse", añadió.

El líder conservador recalcó que reconocer que el idioma y el gentilicio de ARYM puedan llamarse "macedonio" constituye una "marcha atrás inadmisible" y acusó Tsipras de haber "menospreciado al pueblo heleno y su sensibilidad".

La hoja de ruta prevista contempla que Tsipras exponga en los próximos días los detalles del compromiso a los diputados, pero no prevé su ratificación por la cámara hasta que el país vecino haya concluido su proceso de aprobación.

En la ARYM la ratificación pasa por una primera votación la semana próxima, incluye un referendo en otoño y termina con una reforma de la Constitución en el caso de obtener un voto favorable de la ciudadanía.

Según informaciones de los medios griegos no confirmadas oficialmente, está previsto que la firma del acuerdo se realice este fin de semana en el lago de Prespa, en la frontera entre ambos países.