Diario Vasco

Bogotá, 13 jun (EFE).- El Gobierno colombiano amplió hasta el 23 de julio el plazo para presentar proyectos de extracción del galeón español San José, hundido frente a las costas de Cartagena en el siglo XVIII, lo que abre las puertas a que sea la próxima administración quien adjudique la licitación.

El Ministerio de Cultura de Colombia informó de esta ampliación de fecha en un comunicado y agregó que si en este plazo se presentan proyectos que cumplen los requisitos, la licitación concluirá "después del 7 de agosto", la fecha de toma de posesión del nuevo Gobierno colombiano que salga elegido de las urnas este domingo 17 de junio.

Si por el contrario "no se presenta ningún interesado, el Ministerio de Cultura adjudicará el contrato al originador", la compañía Maritime Archaeology Consultants Switzerland AG, quien ya presentó una iniciativa de asociación público-privada para recuperar la embarcación y que cuenta con el visto bueno previo de la cartera.

El plazo para presentar proyectos se ha aplazado en más de una ocasión para garantizar que otras iniciativas puedan presentarse.

Según las condiciones divulgadas por el Gobierno en marzo pasado, el rescate del San José tendrá un coste de 197.700 millones de pesos (unos 58,5 millones de euros).

La decisión de ampliar el plazo se tomó debido a la actual coyuntura electoral, por tratarse de un tema estratégico para el país y para que el próximo Gobierno "conozca los detalles del proceso", agrego la nota.

Colombia elegirá el próximo domingo al nuevo presidente del país entre el candidato del partido uribista Centro Democrático, Iván Duque, y el izquierdista Gustavo Petro, del movimiento Colombia Humana.

El galeón San José fue hundido por una flota de corsarios ingleses el 8 de junio de 1708 en las cercanías de Cartagena de Indias, hacia donde se dirigía cargado de cerca de 11 millones de monedas de ocho escudos en oro y plata que había recogido en la feria de Portobelo (Panamá), según las crónicas de la época.

El 4 de diciembre de 2015 el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, anunció que el pecio de la embarcación había sido hallado en el fondo del mar Caribe, tras haber despertado durante siglos las ensoñaciones de cazadores de fortunas que imaginaban el tesoro perdido bajo las aguas.

Desde el hallazgo han surgido disputas entre España y Colombia por la titularidad del galeón. El Gobierno español argumenta que la Unesco le ampara ya que se trata de "un barco de Estado".

Sin embargo, las partes han expresado su voluntad de alcanzar un acuerdo amistoso.