Diario Vasco

(Actualiza la NA3151 con la valoración de la presidenta del PP de la sentencia)

Santander, 13 jun (EFE).- La juez de Primera Instancia ha desestimado las demandas que pedían que se anulara el Congreso en el que María José Sáenz de Buruaga resultó elegida presidenta del PP cántabro por cuatro votos de diferencia respecto a su oponente, el anterior líder del partido, Ignacio Diego.

Esta sentencia, contra la que cabe recurso, se ha dado a conocer un mes después del juicio que se celebró el pasado 15 de mayo a raíz de las dos demandas que plantearon sendos grupos de afiliados para pedir que se anulara el Congreso del PP de Cantabria de marzo del pasado año, la elección de Buruaga, y los acuerdos adoptados por la presidenta y el Comité Ejecutivo Regional que salieron de ese cónclave.

Uno de los aspectos clave en este proceso fue el abono de 500 cuotas de afiliados por medio de una cuenta a nombre de un militante de Laredo, que declaró como testigo en el juicio, pero a puerta cerrada a petición del abogado del PP.

La juez avala la legalidad del pago de esas 500 cuotas y rechaza el argumento de los demandantes de que no pueden ser admitidos porque no constaban el nombre y los apellidos, sino los números de DNI de los afiliados.

La magistrada sostiene que "en España no existe documento alguno más específico que el DNI para poder identificar a una persona", y subraya que "es más identificativo incluso que facilitar únicamente el nombre y los apellidos".

Además ha destacado que el militante de Laredo que abrió la cuenta para hacer los pagos declaró en el juicio que lo hizo "libremente" porque quería ayudar a Buruaga, y que "no existe atisbo de incapacidad" en su caso, una de las cuestiones que alegaban los demandantes.

"Este señor, al margen de la capacidad intelectual mayor o menor que pueda tener, sobre la cual esta juzgadora no tiene datos suficientes para pronunciarse, lo cierto es que se vale por sí solo para gestionar su patrimonio y su vida personal, pues como él mismo declaró vive solo, paga sus recibos, y efectúa sus propias facturas", recoge la sentencia.

Las demandas también denunciaban la falta de entregas de actas y pedían que se anulara la consignación a mano de compromisarios en las mesas electorales del Congreso y la entrega de papeletas fuera de plazo, y que se dejase sin efecto la denegación de la condición de compromisario del portavoz popular en el municipio de Medio Cudeyo. Son cuestiones que desestima la juez por caducidad, al haberse superado los 40 días desde la adopción de los acuerdos que da la ley para recurrir, y porque "no concurren los requisitos para declarar la nulidad".

La parte demandante ha dicho a Efe que por el momento se está estudiando esta sentencia y aún no se ha decidido si se va a recurrir o no.

Tras conocerse la sentencia, Sáenz de Buruaga ha opinado que se ha hecho justicia y ha llamado a "mirar hacia adelante, sin cuentas pendientes", al tiempo que ha tendido la mano a todos los que quieran trabajar por el partido.

En una declaración sin preguntas y rodeada de los miembros de su Comité Ejecutivo, la presidenta del PP cántabro ha destacado que se trata de una sentencia "demoledora", que, a su juicio, "desmonta una a una todas las denuncias".

Ha instado a acatar la sentencia, con la que, según ha asegurado, se siente "completamente legitimada" para dirigir el partido y ha tendido la mano a "todos los que quieran remar en la misma dirección".