Diario Vasco

Roma, 13 jun (EFE).- Los 106 inmigrantes a bordo del Aquarius se encuentran estables y más tranquilos, a la espera de llegar a España, previsiblemente el sábado, aseguró hoy David Beversluis, uno de los doctores de Médicos Sin Fronteras (MSF) que les acompaña.

La ONG envió unas grabaciones de audio en las que Beversluis explica la condición médica de las personas que permanecen en el Aquarius y resume cómo vivieron la horas de espera bloqueados entre Malta e Italia.

"Estamos viajando en dirección España y esperamos llegar más o menos en cuatro días, el sábado", dijo Beversluis.

"Los pacientes que están aquí están estables, tenemos a seis mujeres embarazadas. La gente en general está muy cansada, había mucha tensión, pero hoy están un poquito más tranquilos", señaló.

Contó que "las olas están empeorando y la gente está sufriendo de mareos y náuseas", y que hay "más de 20 pacientes con quemaduras químicas, pero todos estables".

"Actualmente tenemos materiales suficientes para el cuidado de estos pacientes. Esperamos que todos lleguen a España sin otros problemas. No hay ningún paciente muy grave en este momento", comentó.

Respecto al bloqueo del barco por parte de las autoridades italianas y maltesas, Beversluis consideró que es una "vergüenza", porque "los rescatados tienen derechos como todas las personas en el mundo".

Agradeció también el gesto de España, pero recordó que "Valencia está a 1.300 kilómetros de distancia" y que "la mejor opción" para las personas rescatadas era "desembarcar en el puerto más cercano", en Italia.

Argumentó que en el traslado de los inmigrantes a las otras dos embarcaciones italianas se tuvo cuidado de no separar a familias y amigos, y lamentó las condiciones en las que han sido tratadas estas personas.

"En Libia se producen situaciones terribles, las mujeres son violadas, los hombres son torturados y la gente está en condiciones de esclavitud. Hay poca comida, poco espacio y pocos derechos humanos", dijo.

Y agregó: "Después son abandonados en el mar, sufren hipotermia quemaduras, y luego pasan demasiado tiempo en nuestro barco, dos o tres días, y luego otros cuatro más hasta viajar a España".

"Estas personas son peones en un juego político, deben ser tratados con respeto y dignidad", añadió.

Aseguró que MSF no ha aceptado la oferta de Italia "de evacuar a las embarazadas porque no están enfermas", aunque matizó que "si algo cambia" se considerarán las opciones.

Advirtió también de que "en la próxima noche se prevén olas de hasta cuatro metros" por lo que el personal de MSF facilitará medicamentos si fuera necesario a las personas que sufran mareos.

Finalmente, incidió en que "MSF hace búsqueda y rescate en el Mediterráneo porque Europa no lo hace" y aseguró que debido a la situación en Libia y "a la falta de rutas seguras y legales las personas no tienen otros medios embarcarse en botes de goma, navegar y arriesgar sus vidas" para llegar a Europa en busca de un futuro mejor.

La ONG SOS Méditerranée informó en su cuenta de Twitter de que el Aquarius ha hecho una parada breve en Mazzarra, en la isla de Sicilia (sur) para recoger suministros para el viaje a Valencia.