Diario Vasco

Madrid, 13 jun (EFE).- La Red Española de Inmigración y Ayuda al Refugiado ha valorado la decisión del gobierno de conceder a los 630 migrantes del Aquarius el estatus de refugiados y personas de acogida por la situación de emergencia y excepcionalidad.

En un comunicado, esta organización ha destacado el hecho de que España haya interpretado la ley para considerar a los migrantes cuando lleguen a Valencia "beneficiarios de protección subsidiaria internacional (solicitantes de asilo) indistintamente de su situación, permitiendo así que se impida cualquier devolución".

"Esta decisión, impide que a este grupo de personas se les aplique de forma estricta la legislación en materia de extranjería, elemento que habría supuesto la posible deportación de estas personas, facilitando además su pase inmediato a los mecanismos del sistema de asilo y refugio del Estado", destaca esta ONG.

Según el presidente de la Red Española de Inmigración y Ayuda al Refugiado, Daniel Méndez, "esta medida era la más adecuada de cuantas podía adoptar el Gobierno, por lo que le felicitamos por hacer una interpretación adecuada a los Derechos Humanos de la normativa internacional de acogida y asilo".

En ese sentido, la red ha lamentado que con la aplicación de la ley por el anterior gobierno del PP "decenas de personas solicitantes de asilo han visto como, pasado el primer plazo de acogida, acaban siendo retornadas a su país".