Diario Vasco

París, 13 jun (EFE).- El Gobierno francés estudia una fórmula fiscal para que el grupo español Mediapro, que se ha hecho con buena parte de los derechos televisivos de la liga francesa, financie el cine y compense así la esperada pérdida de ingresos de Canal Plus, que durante muchos años ha explotado esos derechos.

La ministra de Cultura, Françoise Nyssen, citada hoy por "Les Echos", lo dijo durante un coloquio con ocasión de la Asamblea de Medios de Comunicación en París, en respuesta a las inquietudes de los profesionales del cine ante el nuevo escenario generado por la irrupción de la empresa española.

"La situación de la cadena Mediapro, que ha comprado por una suma muy elevada los derechos de la Liga 1 (la primera división), debe conducirnos a plantear la contribución de este tipo de actores a la financiación de la creación", indicó Nyssen.

Se trataría -añadió- "en particular por la fiscalidad para el CNC (Centro Nacional de Cinematografía). Esta cuestión debe abordarse, en cualquier caso, sin tabúes".

En la actualidad, las cadenas de televisión que emiten en Francia están sometidas a tasas destinadas al CNC pero la de las deportivas es inferior que las que emiten películas o series.

Canal Plus, que tiene como columna vertebral de su programación películas y deporte, es el principal financiador del cine francés, pero al quedarse sin los derechos del fútbol a partir de 2020 ese papel ha quedado en peligro.

Según "Les Echos", el departamento de Cultura baraja aumentar el fiscalidad de los canales deportivos y reducir el diferencial de impuestos entre uno y otros, pero también crear una tasa específica para los que emiten fútbol.

"La idea es reducir los daños colaterales provocados por la llegada de nuevos actores extranjeros, que no financian la creación", señaló al diario económico una fuente del Ministerio.

De acuerdo con su razonamiento, "los derechos deportivos han alcanzado sumas tan elevadas que afectan a los actores tradicionales (como Canal Plus) que se servían del deporte para financiar el cine".

Además, "la llegada de actores extranjeros -que en el caso de Mediapro tiene un fondo chino detrás- equivale para nosotros a una forma de especulación financiera".

El grupo audiovisual español Mediapro consiguió a finales de mayo en un concurso hacerse con la mayor parte de los derechos de la liga francesa para el periodo 2020-2024 por 780 millones de euros por un paquete por el que Canal Plus paga actualmente 540 millones. Su intención es explotarlos mediante una nueva cadena de televisión.