Diario Vasco

Estrasburgo , 13 jun .- El pleno del Parlamento Europeo instó hoy en dos resoluciones diferentes fortalecer la ciberdefensa de los Veintiocho tras ataques como los de los virus WannaCry y Petya el año pasado y reforzar los vínculos del club comunitario con la OTAN.

El primer documento, centrado en la ciberdefensa, recibió 476 votos a favor, 151 en contra y 36 abstenciones, precisó la Eurocámara en un comunicado.

El texto señala que las estrategias y equipos de defensa "fragmentados" del Viejo Continente han hecho a la Unión Europea "vulnerable" a los ciberataques y, por ese motivo, urge a los Estados miembros a reforzar la capacidad de sus fuerzas armadas de trabajar de forma conjunta y a incrementar la cooperación en ciberdefensa en el ámbito de la UE, "con la OTAN y otros socios".

Según los eurodiputados, eso supondría mayor cantidad de ejercicios cibernéticos conjuntos, entrenamiento e intercambio de oficiales militares, reclutar a expertos forenses cibernéticos, así como mejorar los conocimientos y experiencia en ciberdefensa en las misiones y operaciones de los Veintiocho.

Los parlamentarios dan la bienvenida, además, a dos proyectos que se pondrán en marcha en el marco de la llamada Cooperación Estructurada Permanente (PESCO), la gran iniciativa europea para reforzar la cooperación en materia de defensa y seguridad.

Esas propuestas consisten en una plataforma para compartir información sobre incidentes en la red y en equipos cibernéticos de respuesta rápida.

En ese sentido, la Eurocámara manifiesta su esperanza de que ese segundo proyecto conduzca a la creación de un equipo europeo de respuesta rápida que coordine, detecte y detenga las amenazas.

La resolución subraya que Rusia, China o Corea del Norte, pero también actores no estatales, han realizado ciberataques "malignos" contra infraestructuras críticas de la UE, han estado implicados en actividades de espionaje y vigilancia de ciudadanos comunitarios, llevado a cabo campañas de desinformación y ejecutado ataques como los de los virus WannaCry y Petya.

En lo relativo a la segunda resolución, sobre las relaciones entre la Unión Europea y la OTAN, los eurodiputados constatan que ninguna de las dos organizaciones tiene "el abanico completo de instrumentos para hacer frente a los nuevos desafíos de seguridad, que son cada vez menos convencionales y más híbridos".

El documento, que recibió 411 votos favorables, 182 contrarios y 57 abstenciones, llama a mejorar la cooperación en ciberdefensa y que los vínculos "estratégicos" de la Alianza y los Veintiocho se centren en las comunicaciones estratégicas, el contraterrorismo y el conocimiento situacional.

Igualmente, pide compartir información clasificada, "frenar" la inmigración irregular y eliminar los obstáculos para el movimiento de personal y equipos militares dentro del club comunitario.

"Un ciberataque exitoso puede convertir una central nuclear en una bomba atómica o generar caos en un hospital", alertó el ponente del texto sobre ciberdefensa, el liberal estonio Urmas Paet.

El líder de la Eurocámara para las relaciones entre la UE y la OTAN, el socialista rumano Ioan Mircea Pascu, destacó que desde la anexión rusa de la península ucraniana de Crimea en 2014, "el ritmo y sustancia" de la colaboración entre los aliados y los Veintiocho "se ha acelerado" con 74 acciones conjuntas.

El eurodiputado popular español Francisco Millán Mon señaló en el debate de ayer previo a la votación la relevancia de la cooperación entre esas "dos grandes organizaciones, que han asegurado la paz y la prosperidad en Europa después de la Segunda Guerra Mundial".

Sin embargo, el parlamentario de Izquierda Unida Javier Couso opinó que "la UE necesita una política de defensa independiente de la OTAN que abogue por la paz y la distensión, no por el militarismo".