Diario Vasco

Vitoria, 13 jun (EFE).- EH Bildu ha apoyado hoy en el Parlamento Vasco una iniciativa en la que se reclama cambios en la política penitenciaria de dispersión que se aplica a los presos de ETA, que estén basados en el "reconocimiento del daño causado" y en principios como la "individualización y la humanidad".

Esta declaración se recoge en una enmienda de adición firmada por PNV, Elkarrekin Podemos y PSE-EE a una proposición no de ley que la coalición abertzale registró tras el fallecimiento en la cárcel de Puerto III de Cádiz del recluso de la organización terrorista Xabier Rey, que fue hallado muerto en su celda con cortes en los antebrazos.

El único partido que no las ha apoyado ha sido el PP, que se ha opuesto al texto original y se ha abstenido en la enmienda.

A través de este acuerdo, el Parlamento Vasco ha rechazado la dispersión de los presos de ETA y las medidas de aislamiento que se les aplican, y ha reclamado una nueva política penitenciaria que evite el cumplimiento de las penas lejos de "los lugares de arraigo social y familiar".

Asimismo, tal y como se recoge en la enmienda, considera necesario avanzar en las políticas de convivencia, para lo que "resulta oportuno" aplicar una nueva política penitenciaria basada en "principios como el de individualización, humanidad y el reconocimiento del daño causado".

La aprobación de este texto se produce un mes después de que EH Bildu impidiese que se aprobara en el Parlamento Vasco una declaración sobre el fin de ETA, en la que también se hablaba del "reconocimiento del daño causado".

En esa ocasión la coalición abertzale argumentó que esta cuestión había que "trabajarla" en la Ponencia de Memoria y Convivencia de la Cámara.

Hoy, el portavoz de EH Bildu Julen Arzuaga ha demandado una política penitenciaria "adaptada a los nuevos tiempos" marcados por la disolución de ETA y ha defendido que se construya sobre los principios de individualización y humanidad y "sobre el reconocimiento del daño causado, de cara a promocionar la paz y la convivencia".

Iñigo Iturrate (PNV) ha destacado la importancia de lo aprobado hoy porque "se da un paso adelante", ya que los cuatro partidos que lo apoyan consideran "imprescindible el reconocimiento del daño causado y hacer una lectura crítica del pasado".

La socialista Rafaela Romero ha pedido que los gobiernos central y vasco trabajen con "complicidad" y establezcan relaciones para que se den pasos con el fin de que los presos de ETA cumplan sus condenas en lugares próximos a sus municipios de origen y se acaten los principios de reinserción recogidos en el ordenamiento jurídico.