Diario Vasco

Washington, 13 jun (EFECOM).- La sanciones impuestas por el Gobierno de Estados Unidos a la empresa china de telefonía ZTE servirán para "supervisar su futura actividad" y para que pague por "sus violaciones", afirmó hoy el portavoz de la Casa Blanca Hogan Gidley.

"Las sanciones masivas impuestas a ZTE son parte de una acción histórica de imposición tomada por el Departamento de Comercio. Esto garantizará que ZTE paga por sus violaciones y concede a nuestro Gobierno una supervisión completa de su actividad futura", apuntó Gidley.

El portavoz indicó que dicha supervisión impedirá "daños inapropiados a proveedores estadounidenses y a sus trabajadores".

Agregó que la Administración del país trabajará con el Congreso para "asegurarse de que el informe final de la conferencia de la Ley de Autorización de Defensa Nacional respeta la separación de poderes".