Diario Vasco

Roma, 13 jun (EFE).- La ONG Sea Watch calificó hoy de "inhumana" la falta de respuesta de Italia para el buque de Estados Unidos que espera órdenes en el Mediterráneo para desembarcar a 41 inmigrantes, y que la organización propone trasladar a puerto en su propia nave.

El barco de la Marina estadounidense "Trenton" intervino en la mañana del martes en un naufragio a 20 millas de la costa de Libia, rescatando a 41 inmigrantes y recuperando 12 cadáveres, y a las 12.30 locales (10.30 GMT) pidió la asistencia de la ONG alemana.

Esta, presente en el Mediterráneo con una embarcación, permanece en alta mar cerca del buque de Estados Unidos, que sigue con los inmigrantes a bordo, a la espera de recibir instrucciones de alguna autoridad portuaria que les permita desembarcar a esas personas.

Sea Watch expresó en un comunicado su disposición a acoger a bordo a los 41 inmigrantes aún presentes en la nave "Trenton" con la condición de que se le asignara un puerto seguro en el que proceder a su desembarco en un radio de 340 millas ó 36 horas de navegación.

Sin embargo ni el buque de guerra estadounidense, de misión en el Mediterráneo, ni la nave de la ONG han recibido instrucciones desde la Guardia Costera italiana.

Sea Watch recordó que "las 41 personas a bordo de la nave militar estadounidense son supervivientes de un naufragio en el que murieron al menos 12 personas y se desconocen los desaparecidos, un episodio muy traumático, por lo que necesitan ser llevadas a tierra" rápidamente.

"Es inhumano retenerles en el mar más de lo debido por un debate político que está diezmando la presencia de las naves de las ONG, en el mar con la clara misión de salvar vidas", refirieron.

De este modo la organización humanitaria se refirió a la política migratoria del nuevo Gobierno de Italia (integrado por el antisistema Movimiento Cinco Estrellas (M5S) y la ultraderechista Liga) que no acepta el atraque en sus puertos de naves con inmigrantes que no sean de su propia Marina, según refirió hoy el ministro de Interior, el populista Matteo Salvini (Liga).

Una estrategia que ha hecho que la nave Aquarius de la ONG SOS Méditerranée y Médicos Sin Fronteras haya tenido que poner rumbo al puerto español de Valencia (este) cargada con 630 inmigrantes por la negativa de Italia y Malta de acogerla en uno de sus puertos.

Sea Watch cree que "la medida asumida con Aquarius no es sostenible" porque implica "dejar durante muchos días en el mar a personas socorridas", que deberán recorrer 1.400 kilómetros hasta España, 4 días de navegación, algo "inhumano, ilógico y contrario al derecho internacional marítimo", opinaron.

"Es inaceptable que personas que han sido literalmente recuperadas del agua, que han visto a sus amigos ahogarse, estén bloqueadas en el mar sin un puerto listo a acogerlos", consideró el presidente de ONG alemana, Johannes Bayer, que pidió mayor colaboración entre los países de la Unión Europea.