Diario Vasco

Estrasburgo , 13 jun .- El comisario europeo de Migración, Interior y Ciudadanía, Dimitris Avramópulos, pidió hoy no cargar contra Italia después de que rechazara el desembarco del buque "Aquarius" con 629 migrantes rescatados en el Mediterráneo.

"Quiero alabar a España, pero también quiero alabar a Italia, que lleva años con gran presión migratoria. No se puede perder de vista", dijo en su primera intervención en un debate extraordinario sobre emergencias humanitarias en el pleno de la Eurocámara.

El comisario europeo afirmó que "llegarán más de 600 personas a Valencia (España), pero también hoy mismo han llegado otras 900 a Catania, Italia, que sigue asumiendo responsabilidades", afirmó.

"No entraré en juegos de echar la culpa a unos países o a otros. Toda Europa debería asumir su responsabilidad", añadió.

Avramópulos defendió que los últimos instrumentos aprobados han permitido reducir las llegadas y urgió a los países comunitarios a aprobar la estancada reforma del sistema de asilo europeo.