Diario Vasco

Pekín, 13 jun (EFE).- El gigante chino de telefonía ZTE, que hoy reanudó su cotización en la Bolsa de Hong Kong tras dos meses suspendida por sus problemas legales en Estados Unidos, cerró la jornada con un desplome del 41,56 por ciento.

Las acciones de la compañía en el parqué hongkonés acabaron el día cotizándose a 14,96 dólares de Hong Kong (1,9 dólares, 1,6 euros), 10,64 menos que el 17 de abril, cuando ZTE detuvo su presencia en bolsa a causa de su conflicto con Washington.

En la Bolsa de Shenzhen, la ciudad vecina a Hong Kong donde la firma tiene su sede central, ZTE también experimentó hoy una fuerte caída que en este caso fue del 10 por ciento, el máximo permitido en los parqués de la parte continental china.

El Departamento de Comercio de EEUU dictó sanciones contra ZTE en abril argumentando que la firma había mantenido ilegalmente negocios con Corea del Norte e Irán, aunque la semana pasada la compañía alcanzó un acuerdo para levantar el castigo a cambio de una multa de 1.000 millones de dólares y de remodelar su directiva.

Estas medidas en principio ya habían sido aceptadas por ZTE el pasado año, aunque Washington acusó a la firma china de no haber cumplido sus compromisos, lo que forzó un nuevo contencioso entre ambas partes en las últimas semanas.

Los analistas ya esperaban que la reanudación de la cotización de ZTE se viera acompañada de grandes pérdidas.