Diario Vasco

Madrid, 13 jun (EFE).- El centro de formación ferroviaria de la compañía de transporte Alsa impartirá su primer curso para maquinistas en el próximo mes de septiembre, tras recibir este año la homologación para llevar a cabo esta actividad de la Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria (AESF).

El curso está abierto para veinte alumnos, que recibirán, durante un periodo de once meses, la formación teórica y práctica necesaria para desarrollar las labores de conducción de trenes, tanto de viajeros como de mercancías, que circulen por la red nacional que gestiona el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF).

El plazo para inscribirse en este primer curso, que se impartirá en el centro de formación de Alsa en Madrid, finaliza el próximo 5 de septiembre.

Esta convocatoria "aparece en un momento clave para el sector ferroviario", ya que a finales de 2019 se producirá la liberalización de este mercado, lo que significa que podrán operar diferentes empresas, prestando servicios de alta velocidad y larga distancia, ha destacado hoy Alsa en un comunicado.

Su homologación como centro de formación de personal ferroviario, obtenido en febrero pasado, le autoriza a impartir la formación necesaria para la obtención y mantenimiento de licencias y diplomas de conducción de vehículos ferroviarios; certificados de formación sobre infraestructura y sobre material rodante; reciclaje de personal de conducción; operadores de vehículos de maniobras; y auxiliar de operaciones de tren y de cabina.

Alsa, integrada en el grupo británico National Express, tiene previsto, a corto plazo, ampliar su actividad de formación ferroviaria, que inicia en Madrid, a otros centros en Asturias y León.

Además de la homologación como centro de formación, Alsa cuenta con las licencias ferroviarias y certificados de seguridad para operar servicios de transporte de mercancías y viajeros por ferrocarril, tanto de alta velocidad como de larga y media distancia y de cercanías.

En julio de 2017, Alsa se convirtió en la primera empresa privada en operar un tren de viajeros en la red ferroviaria de interés general (REFIG), que gestiona ADIF, con la explotación del Tren Felipe II, servicio turístico que une Madrid y El Escorial durante todo el año.

Los servicios de transporte de viajeros con finalidad turística se encuentran liberalizados desde 2013.