Diario Vasco

Bruselas, 13 jun (EFE).- La Comisión Europea (CE) precisó hoy su propuesta de financiación en materia de seguridad de cara al próximo Marco Financiero Plurianual (MFP) 2021-2027, que contará con un incremento del 37 % (pasará de 3.500 a 4.800 millones de euros) repartidos entre seguridad interior, nuclear y refuerzo de agencias.

"Sentirse seguro en casa o al caminar por la calle es un derecho fundamental y los europeos esperan que sus Gobiernos y la Unión Europea (UE) se la proporcionen", aseguró a través de un comunicado el vicepresidente primero de la CE, Frans Timmermans.

En este sentido, el vicepresidente del Ejecutivo comunitario destacó la importancia de que la UE "ofrezca a los Estados miembros una financiación más flexible de sus programas de seguridad para poder atender mejor a sus necesidades específicas".

De la cantidad propuesta por la CE, 2.500 millones de euros irían dirigidos al Fondo de Seguridad Interior (FSI), otros 1.100 millones servirían para reforzar varias agencias europeas relacionadas con la seguridad y 1.200 millones se destinarían a la clausura más segura de centrales nucleares en algunos Estados miembros.

El Ejecutivo comunitario destacó a través de un comunicado que, aunque la seguridad es una competencia nacional, la UE tiene herramientas como el FSI que permiten apoyar económicamente las iniciativas de los Estados miembros y cuya financiación pasará de 1.000 a 2.500 millones de euros.

Además del incremento en el presupuesto del FSI, la CE apostará por dotar al fondo de una mayor flexibilidad, reforzar su capacidad para responder a emergencias y una mayor coordinación con otros fondos comunitarios, como los relativos a políticas de asilo, migración o gestión de fronteras.

Un total de 1.100 millones de euros irán destinados a todas aquellas agencias relativas a seguridad a excepción de Europol, la Escuela Europea de Policía (CEPOL) y el Observatorio Europeo de las Drogas y las Toxicomanías (OEDT), que contarán con otros 1.100 millones de euros independientes de la propuesta presentada hoy.

Por último, los 1.200 millones de euros relativos a la seguridad nuclear estarán destinados a la clausura de centrales en Lituania (552 millones) y en Bulgaria y Eslovaquia (118 millones), mientras que la CE utilizará 348 millones para la gestión de residuos en sus propias instalaciones y 180 para reforzar mecanismos de seguridad.

El Ejecutivo comunitario recordó que otras iniciativas relativas a la seguridad, como el programa de coordinación de servicios de emergencias "RescEU", recibirá 1.400 millones de euros que no están incluidos en la propuesta presentada hoy.

Esta propuesta presupuestaria será negociada por las instituciones comunitarias dentro del presupuesto para 2021-2027 y, una vez aprobada, los Estados miembros propondrán proyectos que podrían recibir financiación de este fondo.