Diario Vasco

Madrid, 13 jun (EFE).- La compañía tecnológica Lockio Soluciones Digitales ha presentado hoy Ohkeys!, una aplicación que entrega en mano y en menos de una hora, las llaves que ha perdido u olvidado el usuario.

El consejero delegado de Lockio Soluciones Digitales, Álvaro José Sánchez, ha explicado que este servicio es útil para las compañías inmobiliarias, ya que "el 20 % de las visitas no se realizan por pérdida de llaves".

De hecho, la aplicación sólo está disponible para las inmobiliarias, pero la intención es abrirla a cualquier usuario antes de que finalice el año.

Los beneficios de Ohkeys! son el ahorro de tiempo y de costes, además de "la tranquilidad de poder tener las llaves en cualquier momento y situación", según Sánchez.

Cuando el usuario pierde la llave, envía un mensaje a través de la aplicación, donde especifica el lugar de recogida de la copia de su llave, para posteriormente recibir un código QR, con el que el mensajero verifica la identidad antes de la entrega.

En el caso de enviar las llaves a un destino alejado de los almacenes, Lockio Soluciones Digitales tiene la intención de llegar a acuerdos con establecimientos para que el cliente "aproveche su tiempo", ha indicado el consejero delegado.

Por otro lado, el usuario recibe un llavero, que consiste en una tarjeta con un número de teléfono gratuito, para que la persona que encuentre la llave perdida pueda llamar a la compañía y que vaya un mensajero a recogerla donde indique.

Aunque la compañía no dispone de los datos personales del cliente, como la ubicación del inmueble o la matrícula del coche al que pertenecen las llaves.

El cliente es quien realiza la copia de la llave y la compañía la recoge en el lugar señalado, para custodiarla en uno de sus almacenes por 90 céntimos al mes.

En la actualidad, cuenta con un almacén de copias de llaves en la Comunidad de Madrid y otro en Canarias, aunque la intención es dar servicio a toda España cuando cierren acuerdos con una aseguradora.

Los almacenes están situados en puntos estratégicos, cerca de comisarías de policía, y todos los empleados son guardias de seguridad.

Sánchez ha reconocido contactos con las aseguradoras AXA y Mutua Madrileña y espera cerrar algún acuerdo antes de diciembre, con el objetivo de superar el millón de llaves custodiadas.