Diario Vasco

San Petesburgo, 13 jun (EFE).- Decenas de aficionados marroquíes que se encuentran en San Petesburgo para presenciar el viernes el debut de su selección frente a Irán expresaron hoy su tristeza y rabia por la decisión de la FIFA de conceder la organización del Mundial 2026 a la candidatura conjunta de EEUU, Canadá y México.

Enfundado con la camiseta roja de los "leones del Atlas", Nizar, un joven que se ha desplazado desde Fez a la capital de los zares con toda su familia aseguró a Efe "que no es justo" porque tenían "la mejor candidatura".

"Creo que el fútbol y el pueblo marroquí se merecía organizar el mundial. Hemos trabajado duro", agregó el magrebí, para quien el partido en el San Peter Stadium "será un poco más triste, pero ganaremos igualmente".

Más duro se mostraba Samir Ezawoui, procedente de Casablanca, que daba rienda suelta a un sentimiento de ira y se apuntaba a la "teoría de la conspiración", a veces tan habitual en los países del norte de África.

"Ya sabes lo que pasa cuando compites con Estados Unidos, que es una gran potencia. África se merecía organizar otro mundial, tenemos mucha afición al fútbol. Pero seguro que han puesto por delante otros intereses económicos y políticos", criticó.

El 68 congreso de la FIFA, celebrado hoy en Moscú, decidió por una mayoría aplastante conceder la organización del mundial de 2026 a la candidatura conjunta presentada por Estados Unidos, México y Canadá, en una decisión que se acerca más a la nueva política de la organización, mas proclive a opciones plurinacionales.

Los congregados otorgaron 134 votos a los norteamericanos, por los apenas 64 que cosecharon los magrebíes, en un proceso en el que El Líbano votó en banco, diez federaciones no lo pudieron hacer y tres estuvieron ausentes.

Estados Unidos albergará sesenta de los ochenta partidos de los que constará el campeonato, el primero que se disputara con la ampliación a 48 países y en el que Canadá y México recibirán diez partidos cada uno.

La mayor parte de las federaciones justificaron en las mejores infraestructuras hoteleras y deportivas la elección de la candidatura norteamericana, frente a Marruecos, que debía partir casi de cero.

Esta será la primera vez que Canadá albergue partidos del mundial, la segunda experiencia mundialista de Estados Unidos como país anfitrión y la tercera en la que México disfrute de la Copa del Mundo, primer país que lo consigue.

Marruecos pierde la carrera por el mundial por quinta vez, tras haberlo intentado en 1994, 1998, 2006 y 2010.

"La FIFA nos ha engañado", gritaba por su parte un aficionado que había viajado desde Rabat. "Decía que no habría más candidaturas conjuntas, y ha mentido", protestaba mientras trataba de encontrar la "fan zone", en el centro de San Petesburgo.